Dinero

El caos en el SEPE con el pago de los ERTE desata una ola de protestas contra los bancos

20.000 clientes han percibido dinero de más, las entidades financieras han comenzado a retirarles las cantidades y los afectados acuden a pedir explicaciones a las sucursales

Los bancos comienzan a sufrir las consecuencias del caos en los Servicios de Empleo Público Estatal (SEPE) con el pago de los ERTE. Algunos afectados han recibido reclamaciones de sus entidades para que devuelvan las cantidades que han cobrado de más, lo que ha trasladado la tensión y la crispación a las sucursales bancarias.

La enorme cantidad de peticiones de prestaciones por los ERTE, despidos y finalizaciones de contratos que se han producido durante la crisis del coronavirus han desbordado los servicios públicos de empleo.

Los retrasos en el reconocimiento de la prestación, por la avalancha de expedientes que se produjo especialmente a finales de marzo y principios de abril, provocaron que algunos beneficiarios no pudieran cobrar hasta mediados de mayo.

Para acelerar el cobro, el Ministerio de Trabajo llegó a un acuerdo con los bancos, que suelen ingresar el paro el día 10 de cada mes, para que adelantaran el dinero, de manera que los que no pudiesen percibir la prestación el día 10, no tuvieran que esperar hasta el mes siguiente.

Las protestas se trasladan a las sucursales

Sin embargo, las principales entidades del país se han encontrado con una sorpresa inesperada: han tenido que comenzar a reclamar ahora a casi 20.000 clientes, por orden del Ministerio de Trabajo, cantidades de dinero ya ingresadas de las prestaciones de los ERTE por errores en la información que les había facilitado el SEPE.

Hasta el momento, las protestas por los retrasos en el cobro de las prestaciones habían generado un clima de tensión entre los afectados, que había dado lugar a episodios de hostilidad hacia empleados de las oficinas de Empleo, con amenazas verbales, situaciones de acoso e incluso intentos de agresión.

Ahora, según relatan a Confidencial Digital fuentes financieras conocedoras de la situación, la banca ha comenzado también a pagar los errores en los trámites de la Administración y está recibiendo una oleada de protestas en las sucursales de clientes a los que les está reclamando la devolución de las cantidades cobradas indebidamente.

Aseguran que afectados con dificultades económicas acuden a las oficinas pidiendo explicaciones porque no entienden que ahora se les reste la diferencia entre lo que recibieron en nombre del SEPE y lo que les corresponde en realidad.

“Son clientes que, aunque tienen algo de dinero en la cuenta, lo están pasando mal”, relatan en una sucursal. “Y es que lo que se les reclama de golpe es que devuelvan casi 700 euros”, añaden.

No obstante, aseguran que las situaciones más tensas se están registrando con los afectados que ya se han gastado el dinero que percibieron de más. “En esos casos, hay que decirles que el próximo mes no van a cobrar y es cuando las protestas se recrudecen”, explican en una sucursal de otra entidad financiera.

El caos en el SEPE con los ERTE

Los fallos que han detectado las entidades son de lo más diversos. Destacan personas que no tenían que haber percibido la prestación, otras que no la han recibido y que sí tenían derecho a ella, algunas que cobraron meses completos a pesar de que su ERTE había concluido antes, personas que tenían una cifra asignada inferior a la real y fallos en los números de cuenta de los beneficiarios.

Ante esta situación, los bancos han comenzado a intentar recuperar esas cantidades de dinero que nunca debieron abonarse debido a fallos del SEPE. Las entidades se quejan de que “el Gobierno no está dando la cara y los empleados de las sucursales son los que están pagando los errores de una gestión desastrosa”.

Los bancos obligados a dar la cara

La indignación ante este caos es máxima en el sector financiero, que se ofreció a adelantar el abono de las prestaciones sin cobrar ningún tipo de comisión ni recargo, y ahora, por indicación del Ministerio de Trabajo, tiene que ir cliente a cliente exigiendo la devolución.

Un escenario que ha llevado a varias entidades a plantarse y a amenazar incluso al Gobierno con dejar de adelantar el dinero de los ERTE a partir de principios de julio si la situación no se normaliza en las próximas semanas.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable