Dinero

La CNMV 'ampara' el crowdlending, microinversiones de particulares para financiar desde proyectos inmobiliarios hasta el tejado de una escuela

Las pymes encuentran una fórmula alternativa para conseguir crédito sin recurrir a los bancos

Inversión.
photo_camera Crowdlending, microinversiones de particulares.
  1. Proyectos muy diversos
  2. ¿Cuánto se puede invertir?
  3. La diferencia con los bancos
  4. El futuro de estas plataformas
Club inversión
Crowdlending, microinversiones de particulares.

El crowdlending es un tipo de financiación participativa al alcance de casi todas las carteras. Íñigo Torroba, CEO de Civislend, ha explicado a Confidencial Digital que “lo que hacemos es agrupar a muchos pequeños inversores para que financien un proyecto a cambio de un tipo de interés. Es decir, se convierten en los acreedores de una deuda”. Además, ha comentado que el crowdlending se diferencia del crowdfunding en que en este último “el inversor pasa a formar parte del capital de la empresa, de su equity, por lo que supone un mayor riesgo”.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMNV) ha manifestado a ECD que esta fórmula -que se incluye dentro de los servicios de financiación participativa para empresas- está regulada tanto por un Reglamento de la Unión Europea de 2020, como a través de la Ley española 5/2015, de fomento de la financiación empresarial. “A finales de 2022 teníamos registradas en la CNMV 7 plataformas de crowdlending, más otras 11 mixtas que combinan este modelo con otro tipo de financiación participativa para empresas”, han añadido.

Desde Civislend aclaran que “el dinero no pasa por nuestra plataforma, sino que somos el market place (lugar del mercado) que pone en contacto a las empresas promotoras con una gran bolsa de capitales, formada a su vez por pequeños capitales”.

Proyectos muy diversos

Jordi Solé, director de Ecrowd, ha declarado a Confidencial Digital que su modelo de negocio pasa por “financiar instalaciones relacionadas con la sostenibilidad, y que tengan un impacto positivo”. “El tema social lo contemplamos, pero siempre buscamos una rentabilidad, que de media es un 5%, pero que también puede llegar a ser de un 3%. Por ejemplo, hemos conseguido sacar adelante proyectos que han llevado a pueblos pequeños fibra óptica gracias a la inversión de los vecinos, otro en el que hemos arreglado el tejado de una escuela a través de préstamos de los padres y maestros, o hemos instalado placas solares en una bodega”.

Por su parte, Diana Plané, CEO de Flobers, ha expresado a ECD que su compañía “se centra en la inversión en energía renovable”. Aunque también utilizan el crowdfunding, “en el corto plazo nos especializamos en el crowdlending porque los plazos son más cortos -el retorno de inversión se encuentra en torno a los 5 años- con tipos de interés fijos. Acabamos de lanzar un proyecto de energía fotovoltaica en Ciudad Real en el que la rentabilidad total es del 17,5%”, ha incidido.

Civislend, en cambio, se dedica exclusivamente al sector inmobiliario, y en concreto “estamos especializados en proyecciones residenciales de obra nueva, donde el inversor reconoce el proyecto y puede ver dónde se ha invertido. El balance de rentabilidad, riesgo y tiempo es muy bueno y atractivo, con un promedio de entre 8 y 12 meses, y una rentabilidad -que siempre está garantizada- del 8 o el 9%”, ha subrayado el CEO de la empresa.  

¿Cuánto se puede invertir?

La cantidad que se puede destinar viene determinada por el mínimo que establezca cada plataforma. Solé ha explicado que en Ecrowd la inversión más pequeña que permiten es de 50€, mientras que la media se encuentra entre 500 y 2.000. En contraste, la CEO de Flobers ha apuntado que su inversión mínima es de 1.000 euros.

Por otro lado, desde Civeslend aseguran que “el inversor tiene muchas alternativas, desde pequeños ahorradores con un ticket de 250€, hasta medios y grandes capitales”. Además, su ticket medio se encuentra en torno a los 10.000 euros.

La diferencia con los bancos

Diana Plané ha contado a Confidencial Digital que “si los promotores pueden acudir a una entidad de crédito van. Pero muchas veces estas plantean dificultades y exigencias más duras. Cuando se trata de negocios nuevos, como a lo que nos dedicamos nosotros, la banca tradicional suele tener sus reticencias y suelen ser poco flexibles”.

Asimismo, Íñigo Torroba ha argumentado que “de cara al promotor somos mucho más ágiles que un banco, que además en el sector inmobiliario suelen ser muy restrictivos. Hablando en plata, cuando nosotros firmamos un preacuerdo siempre vamos para adelante, mientras que un banco puede echar atrás proyectos tras firmar un preacuerdo porque modifica su política o porque la situación económica y financiera cambia”.

Sobre esto, desde Ecrowd han comentado que “nuestra financiación es un préstamo que procede, por ejemplo, de 100 personas, por lo que no tienen nada que ver con un préstamo bancario. La propia campaña de recaudación es distinta, y puede generar publicidad para el instalador que hace la obra”.

 

El futuro de estas plataformas

Ante un 2023 en el que se prevé que los tipos de interés y el Euríbor sigan subiendo, las plataformas de crowdlending perciben el futuro con cierta esperanza. "En Civislend somos especializados en promoción residencial, por lo que somos optimistas porque España necesita casas. En cuanto a la subida de tipos, al inversor le gusta mucho nuestro producto porque es nuevo y porque ofrecemos una rentabilidad del 8 o 9%; donde perder el dinero es casi imposible ya que siempre va a haber un retorno de la inversión", ha comentado el consejero delegado de la compañía.

El director de Ecrowd ha manifestado que "la inflación provoca que los pequeños inversores tengan menos poder adquisitivo. Nosotros queremos que la gente conozca el sistema, y si le gusta que repita. Además, garantizamos la inversión mediante el balance de la empresa y el aval de los socios, y en su caso, si el promotor no cumple, a través de una demanda judicial y un concurso de acreedores". Asimismo, Plané ha remarcado que en sus proyectos "el riesgo es muy bajo, pero en la inversión puede pasar de todo". 

Plant growing from coins in the glass jar on blurred green natural background. copy space for business and financial growth concept.
Microinversiones de particulares.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?