Dinero

Los comerciantes amenazaron al Gobierno con “descuentos encubiertos” si prohibía las rebajas

Industria y Sanidad cedieron a las peticiones del sector tras asumir que no tenían capacidad para controlar las rebajas de precios en las tiendas

Comercio en rebajas.
photo_cameraComercio en rebajas.

El Gobierno ha decidido finalmente permitir las rebajas desde este lunes, incluso en los lugares que aún siguen en la fase 0 de la desescalada siempre, eso sí, que no generen aglomeraciones. Pero esta nueva rectificación de Ejecutivo, a petición del sector, se produce tras constatar Industria y Sanidad que no era posible controlar su cumplimiento.

De hecho, el departamento que dirige Salvador Illa ha establecido que, en el caso de producirse una gran afluencia de personas, deberá procederse al cese inmediato de estas promociones “si fuera necesario”.

En concreto, la nueva orden modifica lo relativo a las rebajas que se había introducido en la dictada el pasado 9 de mayo y que había dado lugar a distintas interpretaciones por parte del Ministerio de Sanidad, por un lado, y el de Industria y Comercio, por otro.

En la orden ministerial del pasado 9 de mayo se establecía que, durante la fase 1, los establecimientos no podrían anunciar ni llevar a cabo acciones comerciales que pudieran dar lugar a aglomeraciones de público, tanto dentro del establecimiento comercial como en sus inmediaciones.

Además, se fijaba la salvaguarda de que esta restricción no afectaría a las ventas en rebajas ni tampoco ventas en oferta o promoción que se realizasen a través de la página web.

El comercio avisó de “descuentos encubiertos”

Pues bien. Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las tensas conversaciones mantenidas entre el Gobierno y el sector, los comerciantes advirtieron a los ministerios de Industria y Sanidad de que, en caso de que decidieran prohibir las rebajas, las tiendas se verían obligadas a aplicar “descuentos encubiertos”.

Lanzaron este aviso a las autoridades con el argumento de que el pequeño comercio debe dar salida ahora al stock acumulado, especialmente a las colecciones de primavera-verano, tras dos meses con los establecimientos cerrados.

“Salvo que pongan un policía en cada tienda para que escuche lo que pactan el dependiente y el cliente, que le ofrece una camisa que vale 40 euros por 20, el Gobierno no tiene forma de comprobar las rebajas de precios que se produzcan”, destacaron. Un escenario que el Ejecutivo asumió, en efecto, que no tiene capacidad de controlar.

Se permiten ahora las rebajas sin aglomeraciones

Tras la advertencia de los comerciantes, la nueva orden del Gobierno publicada el pasado sábado introduce una disposición adicional que modifica la anterior y que deja claro que se podrán hacer rebajas en tiendas físicas, siempre que no den lugar a aglomeraciones que impidan el cumplimiento de las medidas sanitarias destinadas a evitar la propagación del virus.

Esta medida también rige en la fase 0, en la que todavía se encuentran la Comunidad de Madrid, Barcelona y parte de Castilla y León, cuyos comercios pueden realizar promociones siguiendo las normas establecidas para el funcionamiento de los mismos en estos lugares.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes