Dinero

El coronavirus provoca la peor crisis del Mobile: Huawei y Xiaomi también se plantean no asistir

Temen que, en una situación de psicosis mundial, lanzar nuevos modelos no tenga impacto en los consumidores y también que se desencadene un rechazo a ‘todo lo chino’

Mobile World Congress.
photo_cameraMobile World Congress.

El Mobile World Congress, la feria de telefonía más importante del mundo, se enfrenta este año a la peor crisis desde que se celebra en Barcelona, por la psicosis del coronavirus. Supera a la sufrida hace varios años, cuando la amenaza independentista en Cataluña llegó a poner en duda la permanencia del evento en la Ciudad Condal.

El coronavirus preocupa, y mucho, a las compañías tecnológicas. El aumento de los casos fuera de las fronteras de China ha hecho que numerosas marcas hayan decidido adoptar medidas para frenar su propagación, y eventos multitudinarios como el Mobile World Congress de Barcelona se encuentran en máxima alerta.

La organización del Mobile, que se celebra a finales de este mes y cuenta con una alta participación de empresas chinas, ya está adoptando medidas para garantizar la seguridad de las más de 100.000 personas que viajarán en las próximas semanas a la capital catalana.

LG ha sido la primera gran firma que ha decidido cancelar su participación debido al coronavirus. Tras el anuncio de la marca surcoreana, se especuló con la posibilidad de que la china ZTE tampoco acudiera a la cita, pero finalmente se apresuró a confirmar este miércoles su asistencia al Mobile.

La industria china, clave para el Mobile

La industria china es fundamental para las telecomunicaciones, y también, por tanto, para el Mobile, en el que cobran especial protagonismo. Huawei, Xiaomi y Oppo, de origen chino, son tres de los cinco principales fabricantes de smartphones del mundo, sólo superadas por la surcoreana Samsung, y la estadounidense Apple.

Fuentes de Huawei, el segundo mayor vendedor de teléfonos, explicaron este miércoles que la compañía todavía planeaba celebrar eventos en torno al próximo Mobile World Congress.

“Estamos atentos y tenemos que ajustarnos internamente en consecuencia y de manera responsable”, declaró un portavoz de la marca después de la retirada de LG. “Tal como están las cosas, el evento todavía está planeado. Pero... las cosas cambian constantemente”, admitió, sin cerrar la puerta a una posible cancelación de última hora.

La pasada semana, Huawei explicó en España que lleva a cabo “un control bastante estricto para garantizar que todos los empleados estén sanos”, según expresó Pablo Wang, director de Consumo de Huawei España.

Solamente esa empresa, el mayor proveedor mundial de equipamiento de telecomunicaciones, moviliza a cientos de profesionales en la cita de Barcelona.

Fuentes de Xiaomi han matizado a Confidencial Digital que sus planes con respecto al Mobile siguen adelante, aunque reconocen que están pendientes de la evolución de los acontecimientos sobre el coronavirus.

Rechazo a los productos por ser chinos

Según ha podido saber Confidencial Digital, por fuentes próximas a la organización del Mobile, la mayor inquietud que están trasladando algunas de estas firmas y fabricantes tecnológicos es que se desencadene un rechazo a ‘todo lo chino’.

Destacan por ejemplo que, pese a que la compañía china ZTE ha garantizado que mantiene su presencia en el Mobile, ha cancelado una rueda de prensa de presentación de sus productos prevista durante el evento. LG también ha confirmado que compensará su ausencia con dos actos en los que anunciará sus nuevos móviles para este año.

Esta edición, además, es especialmente relevante porque la carrera por las redes móviles de quinta generación, el 5G, se va a acelerar. El evento se enfrenta a su peor crisis de la historia, aunque la GSMA, organizadora del MWC, ha insistido en las últimas horas en que se va a celebrar con normalidad.

Escaso impacto de los lanzamientos

En las principales marcas evalúan estos días cómo mantener la presencia en el Mobile, pero anticipándose al escaso impacto mediático de los lanzamientos. Temen que, en una situación de psicosis mundial, la promoción de nuevos modelos no tenga el eco esperado en los consumidores.

La crisis del coronavirus está provocando que las firmas adopten un perfil más bajo y estén optando por enviar a Barcelona una delegación menos amplia de la prevista inicialmente, y formada, en su mayoría, por directivos europeos y no chinos.

Se tiene en cuenta también el comportamiento del propio mercado asiático. Es la mayor fuente de ingresos para muchos fabricantes, como es el caso de ZTE, y si los ciudadanos chinos están preocupados con el coronavirus prestarán menos atención al lanzamiento de nuevos móviles.

Ejecutivos de importantes marcas chinas están reconociendo estos días en privado a directivos de GSMA que quizá no es el mejor momento para presentar novedades, lo que les está llevando a rebajar considerablemente los esfuerzos de cara a promocionar sus nuevos dispositivos en la feria de telefonía más importante del mundo.

“El Mobile supone un gran escaparate para la innovación de las marcas, pero hay dudas de que, con el caos existente ahora, esta vez tenga un impacto relevante en los consumidores”, advierten a ECD destacados ejecutivos del sector de las telecomunicaciones.

Preocupan menos las razones sanitarias

Por tanto, lo inquietante para las marcas y sus departamentos de marketing no es tanto el virus en sí. En las firmas reconocen que GSMA está estableciendo las medidas de control y seguridad adecuadas.

Por ejemplo, el personal chino que viaje a Barcelona mantendrá un período de aislamiento de dos semanas, antes de asistir al evento, además de poner en práctica medidas estrictas de precaución y protección, como pruebas de temperatura corporal.

En el congreso se dan cita las principales compañías de la industria de la telefonía móvil. La organización del Mobile prevé que acudan a Barcelona más de 109.000 personas, de casi 200 países, entre los próximos días 24 y 28 de febrero.

En los últimos dos años, la presencia asiática en el congreso ha aumentado de un 14% a un 16%, según un informe del evento publicado por la GSMA en 2019. El año pasado, un 6% de los asistentes eran de China. Un cálculo que arroja un dato por encima de los 6.500 profesionales.

Supera a la amenaza independentista

Unos meses atrás, el Mobile no se sentía amenazado por el coronavirus, sino por las manifestaciones independentistas en Barcelona, que tomaron carácter violento en las calles el pasado mes de octubre, tras la sentencia del 1-O.

El encuentro moviliza un total de 473 millones de euros y a 14.000 trabajos temporales, por lo que no le han faltado candidatos para acoger la feria, para la que ya se postuló Madrid recientemente, según anunció la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable