Dinero

Correos decide hoy si quita la corona de su logo

Revuelo en la compañía por el total secretismo con el que se está llevando el cambio de imagen. Se han presentado varias propuestas, con y sin el símbolo monárquico

Actual imagen corporativa de Correos.
photo_camera Actual imagen corporativa de Correos.

Correos trabaja en un profundo cambio de imagen. Prepara un potente relanzamiento de su marca y diseña un nuevo logo, que será presentado esta semana por el presidente de la empresa postal. Está decidido que el color amarillo continúe, pero existen dudas sobre si mantener también sobre el logo la corona, símbolo de la monarquía.

Según ha sabido Confidencial Digital por fuentes conocedoras del proceso, Correos tiene decidido “rejuvenecer” su identidad corporativa. Este cambio supondrá adoptar un nuevo logo y presentar una renovada imagen de marca “más acorde con los actuales tiempos”.

La compañía postal ha encargado a varias consultoras el diseño de la nueva imagen de marca. La dirección tiene ya encima de la mesa todas las propuestas, que se encuentran completamente finalizadas, aunque los detalles son un secreto muy bien custodiado por la empresa.

Precisamente, el total secretismo con que se está llevando el proceso está provocando un cierto revuelo entre los empleados de la compañía, después de conocer que se han presentado propuestas con y sin el símbolo monárquico en el logo.

Mantiene el amarillo como color principal

La imagen corporativa de Correos es de color amarillo, y su icono es una corneta. Este hecho no es exclusivo de España, ya que en muchos otros servicios postales europeos los colores, e incluso el icono, son similares.

La nueva identidad mantendrá previsiblemente ese color esencial, el amarillo. Actualmente, el logotipo tiene como color principal el amarillo, pero con la corneta y las letras en color azul.

En sus orígenes, se decidió usar el amarillo en combinación con el rojo. La explicación era que, si había marcas con derecho a usar los colores de la bandera española, esas eran las empresas públicas.

Dudas sobre si retirar la corona en el logo

En cambio, fuentes internas de la compañía a las que ha tenido acceso ECD revelan que en la cúpula de la empresa pública existen dudas ahora sobre si mantener o no otro de los emblemas de la imagen actual de Correos: la cornamusa coronada.

El actual logo es uno de los símbolos más reconocidos de España. Es obra del diseñador Cruz Novillo, y se estrenó a finales de 1977 como imagen de la Dirección General de Correos y Telégrafos y de la Caja Postal.

El vídeo del día

Casado pide a Sánchez respetar la decisión del Supremo sobre los presos.

Fue en 1716, una vez finalizada la Guerra de Sucesión, cuando se hizo efectiva la disposición adoptada por el rey Felipe V, diez años antes, de convertir en Renta Real el servicio de Correos. A partir de ese momento, el servicio postal dejó de estar en manos privadas y pasó a ser responsabilidad del Estado y administrado por la Corona.

El Consejo de Administración decide este lunes

Según las fuentes consultadas, el Consejo de Administración de Correos debe decidir este lunes el nuevo diseño que comenzará a lucir en los próximos meses la compañía, y que será presentado al día siguiente a la opinión pública por el presidente, Juanma Serrano.

Directivos de la compañía pública son partidarios ahora de prescindir de este símbolo monárquico, la corona, que se incorporó con la llegada a España de la democracia y la definición del Estado español como monarquía.

Esos directivos consideran que el actual logo ofrece una “imagen anticuada”, con la que hay que romper para “dar más vida a la compañía y acercarla a los jóvenes”, el segmento de población que más opta por otros servicios de mensajería como Amazon.

Defienden que es necesaria una transformación para competir en un entorno cada vez más liberalizado.

Otros consejeros, en cambio, apuestan por no generar una “polémica innecesaria”, sobre todo si se tiene en cuenta que Correos es una empresa pública, a diferencia de Iberia que retiró el símbolo monárquico después de 36 años y en medio de la fusión con la británica British Airways.

En vísperas de la presentación de la nueva marca

ECD ha podido confirmar que Correos presentará el martes, en la sala de exposiciones de la Oficina Principal, situada en el Palacio de Cibeles de Madrid, la nueva identidad corporativa.

Durante el acto intervendrán Juan Manuel Serrano, el presidente de la empresa postal; y Eva Pavo, Directora de Comunicación y Marketing de Correos, quienes expondrán las novedades implantadas en esta nueva etapa de la entidad.

Juanma Serrano, un hombre de Pedro Sánchez

Hay que recordar que Pedro Sánchez llevó adelante hace un año el nombramiento de su ex jefe de gabinete, Juan Manuel Serrano, como presidente de Correos, una de las empresas públicas más importantes, lo que provocó bastante polémica.

Este hombre de confianza de Sánchez había quedado fuera del reparto de cargos en La Moncloa tras la moción de censura, pero finalmente obtuvo este puesto, remunerado con casi 200.000 euros anuales.

Dada su condición de militante socialista y el pasado republicano del PSOE, la decisión de prescindir de la corona se relacionará, sin duda con una posición política y no solo una decisión técnica.

Correos es la empresa líder del sector postal en España y la primera del país por capilaridad y cobertura territorial, con cerca de 9.000 puntos de acceso a sus servicios, incluidos 6.563 servicios rurales.

Llega diariamente a 28 millones de hogares, empresas e instituciones, y gestiona más de 3.000 millones de envíos. Dispone de una plantilla de 52.000 personas, de las que dos terceras partes se encargan de la distribución diaria de los envíos, y el 50% son mujeres.

El precedente de la corona en el logo de Iberia

Una de las compañías españolas que ya afrontó a este polémico debate fue Iberia. En 2013, la aerolínea de bandera decidió prescindir de la corona en el nuevo logo, como parte de un potente relanzamiento que buscaba rejuvenecer la imagen de marca.

Sin embargo, los colores de la bandera española, el amarillo y el rojo, han continuado asociados a la marca, para zanjar el debate sobre la ‘españolidad’ de la compañía tras su fusión con British Airways.

La librea de Iberia databa de 1977. Fue adoptada en la Transición, durante la presidencia de Manuel Prado y Colón de Carvajal, persona entonces muy vinculada a La Zarzuela y a la persona del rey. Después de 36 años, era una de las libreas más antiguas de la industria aérea.

Iberia y su marca son grandes embajadores del turismo español. En los aeropuertos de todo el mundo, los colores de la compañía que preside Luis Gallego se asocian a los atractivos turísticos del país.

La aerolínea figura en lugar destacado entre las empresas estratégicas más conocidas de España. Es la aerolínea de bandera y está valorada por la población como una de las compañías más apreciadas y con mayor arraigo.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable