Dinero

Los embargos de pisos y cuentas corrientes se multiplican: un informe interno del CGPJ cuantifica un aumento del 40% en 2009. Colapso en los juzgados

Los efectos de la crisis económica se dejan sentir sobre el número de embargos. Un informe del Consejo General del Poder Judicial revela un aumento del 40% en 2009 con respecto al año anterior. El trabajo se acumula ahora en los juzgados, donde a los pleitos actuales se suman los que entraron en los años más crudos de la recesión (2008 y 2009) y desbordan las oficinas judiciales.

Según los datos que maneja el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), a los que ha tenido acceso El Confidencial Digital, en 2009 el número de embargos experimentó una fuerte subida con respecto al año anterior. En ese año se ejecutaron un total de 76.211 embargos sobre todo tipo de bienes, un 38,6% más que al cierre del año anterior.

Las fuentes del sector consultadas explican que este fuerte incremento en 2009 se enmarca en los meses del principio de la crisis y en el periodo en el que la burbuja inmobiliaria comienza a tambalearse.

Sin embargo, desde comienzos de 2010 la tendencia ha comenzado a estabilizarse. Según se desprende del informe del órgano de gobierno de los jueces, entre julio y septiembre del año pasado se produjeron un total de 25.995 embargos, 11.223 menos que en el mismo tramo de 2009.

En términos anuales, y sin tener en cuenta los datos del último trimestre, en 2010 la estadística muestra un ligero descenso de 45.589 embargos en el segundo trimestre a 41.791 en los tres primeros meses del año. La caída es especialmente significativa en el tercer trimestre, cuando se registraron un total de 25.995.

Por comunidades, Cantabria se situó en el tercer trimestre del año pasado como una de las regiones donde se llevaron a cabo menos procedimientos de embargo (11), por detrás de otras como Murcia (33); La Rioja (95) o Aragón (299). La lista la encabeza en el mismo periodo Andalucía, donde se llevaron a cabo un total de 7.357 ejecuciones y Comunidad Valenciana y Madrid, con 7.370 y 3.237 embargos entre julio y septiembre, respectivamente.

En estas circunstancias, el aumento de los embargos está colapsando los juzgados de todo el país. Fuentes judiciales comentan a ECD que las oficinas de Justicia están “desbordadas” por este tipo de pleitos.

Según las mismas fuentes, a pesar de que el número de procedimientos ha ido disminuyendo a lo largo de 2010, la tasa de congestión provocada por el “aumento impresionante” de embargos entre 2008 y 2009 ha elevado la carga de trabajo para los jueces.

Vea aquí el informe completo del CGPJ sobre la evolución del número de embargos durante la crisis

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?