Dinero

El Corte Inglés revoluciona las plantas bajas de todos los centros: vea cómo quedan

Hay una puerta de entrada y otra de salida, un pasillo de cuatro metros y una selección de los productos más vendidos. Se busca que los clientes comiencen a perder el miedo a volver

Planta baja de El Corte Inglés de Goya (Madrid).
photo_cameraPlanta baja de El Corte Inglés de Goya (Madrid).

El Corte Inglés, cuya zona de supermercado ha permanecido abierta al público desde que se decretó el estado de alarma a mediados de marzo, ha comenzado a reabrir sus centros tras acotar un espacio de 400 metros cuadrados, como obliga la orden del Gobierno, en el que oferta algunos de los productos más demandados por los clientes.

Por el momento, los grandes almacenes han levantado el cierre de forma parcial, ya que sólo disponen de la posibilidad de tener 400 metros cuadrados de tienda, al margen del área de alimentación.

La orden publicada el pasado sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) establece que pueden abrir todos los locales comerciales siempre que tengan una superficie inferior a 400 metros cuadrados o acoten una zona con el límite de esos metros cuadrados.

Se acondicionan las plantas bajas

Fuentes de los grandes almacenes explican a Confidencial Digital que los productos que se ofrecen no son los mismos en todos los establecimientos abiertos y, además, la oferta es limitada. Como norma general, El Corte Inglés ha comenzado a acondicionar las plantas bajas en todos los centros del país para facilitar el acceso del público.

Una decisión que ha llevado al grupo a condenar las escaleras mecánicas para evitar la entrada a pisos superiores.

El Corte Inglés de Goya (Madrid).

Hay una puerta de entrada y otra de salida, con un vestíbulo donde el cliente debe esperar si el aforo está completo, guardando la distancia mínima de dos metros entre personas. En el acceso, los clientes disponen de guantes y se impone el uso de geles desinfectantes.

Un agente de seguridad privada controla el aforo, que está limitado en este momento al 30%, para evitar cualquier tipo de aglomeración.

El Corte Inglés de Goya (Madrid).

Pasillos y señalizaciones en el suelo

Los ‘corners’, que son gestionados por cada marca, no están abiertos. En la mayoría de centros, se han precintado con catenarias los que se encuentran en la planta baja, como los de perfumería, relojería y cosmética. Los probadores también permanecen cerrados.

Planta baja de El Corte Inglés de Goya (Madrid).

La señalización de mantener dos metros de distancia entre los clientes es constante en el suelo y delante de las cajas, donde se han colocado mamparas. Se han habilitado además pasillos con una anchura de cuatro metros para asegurar el tránsito en ambos sentidos con el suficiente margen de seguridad.

eci5

El Corte Inglés de Goya (Madrid).

Se ofrecen los productos más vendidos

Cada director de centro elige los artículos que se ponen a la venta en función de las peticiones y la estructura del establecimiento, con todas las medidas higiénico-sanitarias enumeradas.

A modo de ejemplo, en los 400 metros cuadrados abiertos al público en El Corte Inglés de Goya, en el centro de Madrid, se puede encontrar marroquinería, gafas de sol (que se desinfectan cada vez que un cliente se las prueba) y parafarmacia.

El Corte Inglés de Goya (Madrid).

En el centro de Preciados, también en la capital de España, se encuentra abierta al público la zona de zapatería (donde las calzas de plástico son obligatorias para probarse el calzado), y en el establecimiento de El Corte Inglés de Francesc Macià, en Barcelona, accesorios y parafarmacia.

Se busca quitar el miedo a los clientes

El Corte Inglés, con 93 centros en España y Portugal, es uno de los mayores distribuidores de moda de España.

Fuentes de la compañía admiten a ECD que el objetivo de estas aperturas  parciales es que los clientes vayan perdiendo el miedo a volver a las grandes superficies comerciales. Transmitirles que se encuentran en el interior de centros fiables y seguros, donde se toman todas las medidas de seguridad para evitar los contagios.

Según los últimos datos de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex), en 2018 representó el 8,5% de las ventas totales del sector en España. Todos los centros del grupo han permanecido cerrados desde el pasado 14 de marzo, a excepción de las zonas de supermercado, estanco y parafarmacia.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes