Dinero

La creación de un Ministerio de las Pensiones, una de las claves del retraso en la formación de Gobierno

Pedro Sánchez se inclina por convertir la Seguridad Social en un departamento propio para afrontar un reto decisivo de la legislatura. Magdalena Valerio, candidata a dirigir la cartera

Pedro Sánchez y Magdalena Valerio, en el Palacio de la Moncloa.
photo_camera Pedro Sánchez y Magdalena Valerio, en el Palacio de la Moncloa.

Después de prometer su cargo como presidente del Gobierno ante el rey, Pedro Sánchez ha declarado que necesita tiempo para cerrar su Consejo de Ministros, a pesar de las prisas de las últimas semanas. Uno de los debates que se libra estos días en Moncloa es la creación de un departamento específico para afrontar el reto clave de las pensiones.

El PSOE recibió con sorpresa la decisión de Sánchez de retrasar la composición de su Gobierno. Ni siquiera la cúpula de Ferraz manejaba ese escenario minutos después de lograr la investidura en el Congreso.

Los dirigentes socialistas pensaban que el nombre de los principales ministros del próximo Ejecutivo se conocerían este miércoles. Así se comunicó a la prensa. Lo mismo iba a suceder con los altos cargos de La Moncloa.

Los ministros iban a tomar posesión de sus carteras este jueves y el primer Consejo de Ministros de coalición se celebraría este mismo viernes, sin más dilación. La propia vicepresidenta Carmen Calvo afirmó tras el pleno de investidura que iba a haber Gobierno “pronto”.

Crear un Ministerio de las Pensiones

Al final, tanto los nombres como esa reunión con el presidente en La Moncloa se retrasan una semana. Lo que ha incrementando enormemente la incertidumbre en los ministerios.

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras del diseño del organigrama del Gobierno, el debate en el equipo más próximo a Pedro Sánchez en La Moncloa se centra estos días en la conveniencia de crear un Ministerio de las Pensiones.

Es, al menos, uno de los argumentos que se ha trasladado desde Presidencia a varios departamentos económicos para justificar este retraso.

Esta decisión implicaría el desarrollo de un departamento propio y la definición de unas competencias específicas para la gestión de la Seguridad Social. En la cúpula económica del Ejecutivo recuerdan que la actual Secretaría de Estado, dirigida por Octavio Granado, no es un departamento menor dentro del organigrama del Gobierno.

Con un presupuesto superior a 154.000 millones, se encarga de gestionar la “caja única”, de la que dependen cada mes la paga de nueve millones de pensionistas. Solo las pensiones se llevan el 75% del gasto social del Estado, y, si se tienen en cuenta también las prestaciones por desempleo que gestiona Trabajo, el porcentaje asciende al 80%.

El vídeo del día

Endesa lanza un 'megaplan' inversor de 25.000 millones a 2030.

Desgajar la Seguridad Social de Trabajo

Hay que recordar que el Ministerio de Trabajo es uno de los departamentos que Sánchez ha aceptado ceder a Podemos, junto con Igualdad (Irene Montero), Consumo (Alberto Garzón) y Universidades (Manuel Castells), además de la vicepresidencia de Asuntos Sociales para Pablo Iglesias.

Por lo tanto, el departamento que ahora dirige Magdalena Valerio pasará a manos de Yolanda Díaz. Es portavoz de la confluencia gallega y militante de IU, y forma parte del círculo de confianza de Iglesias.

Pero ese movimiento implica desgajar la Seguridad Social de Trabajo, algo que el PSOE tiene decidido llevar a cabo tras quedarse definitivamente la cartera en manos de Podemos para reservarse la gestión de las pensiones públicas. En Moncloa recuerdan que esto ya sucedió entre 1977 y 1981, cuando pasó a depender de Sanidad.

Uno de los grandes retos de la legislatura

Con la apuesta por un Ministerio de las Pensiones, el Gobierno de Pedro Sánchez pretender liderar, como uno de los grandes desafíos de la legislatura, una reforma del sistema de pensiones en el marco del Pacto de Toledo para garantizar la sostenibilidad de la Seguridad Social.

El gasto anual en pensiones supera desde hace varios años a los ingresos. El plan del Gobierno de coalición contempla eliminar algunos gastos impropios de la Seguridad Social y reducir las bonificaciones a la contratación.

Además, PSOE y Podemos planean derogar las reformas que aprobó el Gobierno del PP sobre el factor de sostenibilidad y el índice de revalorización de las pensiones, de manera que se garantice su aumento anual similar a la subida del IPC. Sobre este aspecto hay un consenso casi general en la Cámara.

Hacer hueco a Magdalena Valerio

La continuidad de algunos ministros se encuentra estos días en seria duda. Es el caso de Magdalena Valerio, la actual responsable de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social en funciones, que cederá la titularidad de la cartera a Yolanda Díaz.

Así, según las fuentes del Ejecutivo en funciones consultadas por ECD, Valerio es una de las candidatas a dirigir el Ministerio de Seguridad Social.

Pero otro de los escenarios que se ha barajado es que la Seguridad Social dependa de la futura vicepresidenta económica, Nadia Calviño, y sea ella desde su nueva posición la responsable de gestionar las pensiones públicas.

También la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aspiraba a dirigir este departamento una vez dejase de depender de Trabajo.

En cambio, fuentes conocedoras del diseño del organigrama del Gobierno recuerdan a Confidencial Digital que el poder de Montero en el Ejecutivo ya se verá reforzado con las competencias de Función Pública y, con toda seguridad, con el cargo de portavoz.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?