Dinero

Denuncias contra Ryanair por “chantajes” a la plantilla antes de la huelga de tripulantes de cabina

Trabajadores en Canarias afirman que la aerolínea ha amenazado con el cierre de las bases de Tenerife y las Palmas si no se alcanza un acuerdo antes del 18 de enero

Pasajeros subiendo a bordo de un avión de Ryanair.
photo_cameraPasajeros subiendo a bordo de un avión de Ryanair.

Ryanair espera operar la programación completa de vuelos desde, hacia y dentro de España este martes, primera jornada de la huelga de tripulantes de cabina (TCP) convocada por USO Sector Aéreo y Sitcpla, a la que seguirán nuevos paros los días 10 y 13 de enero.

Los sindicatos USO y Sitcpla reclaman a la aerolínea que adapte los contratos de sus auxiliares de vuelo a la legislación laboral española.

Asimismo, piden a la aerolínea un modelo de trasvases progresivos de los TCP, por orden de antigüedad, así como la creación de una ETT que se ajuste a la legalidad española para realizar, en su caso, contrataciones temporales y con arreglo a las mismas condiciones de trabajo que en la empresa principal.

Los servicios mínimos, establecidos por el Ministerio de Fomento, determinan que la aerolínea debe garantizar el 35% de los vuelos para cada ruta con ciudades españolas peninsulares con alternativas de transporte de menos de 5 horas y el 57% de los vuelos internacionales y para cada ruta con ciudades españolas peninsulares sin alternativa o alternativa superior a 5 horas, así como el 100% de los vuelos a Canarias y Baleares.

“Chantajes” en vísperas de la huelga

Sin embargo, el ambiente se ha tensado durante el fin de semana entre empresa y sindicatos, quienes hablan de “chantajes” a la plantilla antes de las nuevas huelgas.

Según denuncian fuentes de USO, Darrell Hugues, director de Recursos Humanos y Operaciones de Ryanair; y Lisa McCormick, responsable de RRHH en las negociaciones, amenazaron a los tripulantes de cabina del aeropuerto de Tenerife Sur con el cierre de esta base y la de Las Palmas si los trabajadores no llegan a un acuerdo antes del 18 de enero.

Esta amenaza “se produce de nuevo a las puertas de una huelga, los días 8, 10 y 13 de enero, y justo en una de las bases más beligerantes. En la huelga de septiembre, cuando Ryanair volvió a incumplir los servicios mínimos por no notificarle a sus trabajadores la citación para operar los vuelos protegidos, el pleno seguimiento de la huelga por parte de los tripulantes sembró el caos en el aeropuerto de Tenerife porque eran aviones que deberían haber salido. Ahí se demostró el hartazgo de los trabajadores por el trato de la empresa, ya que todos los que podían hacer huelga, la hicieron”, relata Ernesto Iglesias, responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo.

Las mismas fuentes explican que la reunión se produjo al mismo tiempo que otros representantes de la compañía se encontraban con los representantes de USO y SITCPLA en Barajas para tratar de establecer los servicios mínimos de las huelgas de los próximos días: “lo que demuestra una doble mala fe de la compañía. Primero, porque no tenían ninguna disposición a negociar y pidieron operar absolutamente todos los vuelos, algo que ya no nos sorprende”.

Y después, porque mientras que segundas filas de la compañía estaban en Madrid, enviaron a primeros espadas, como el director de RRHH y Operaciones, a amedrentar a los trabajadores y tratar de reventar la huelga por sus métodos: en julio fue un interrogatorio individual sobre quién iba a hacer huelga o no, ahora estas amenazas. Ya la Inspección de Trabajo nos dio la razón en esa ocasión y la sancionó por una vulneración del derecho a la huelga”, denuncia Iglesias.

Reclaman la actuación de Fomento

Desde USO, “pedimos que el Ministerio de Trabajo, directamente o a través de la Dirección General, obligue a Ryanair a cumplir la ley, que no pueda amenazar a los trabajadores imponiéndoles plazos para firmar cualquier tipo de acuerdo, aunque sea el acuerdo ilegal que pretenden”.

El sindicato destaca que “desde el principio, nos hemos encontrado con la inacción del Gobierno, que continúa sin obligar a Ryanair a cumplir la sentencia del TJUE ni lo manifestado por la comisaria Thyssen, que se mantiene en que no son los trabajadores quienes deben negociar qué ley es la aplicable”.

Recuerda que “esos mismos trabajadores vuelven a preguntarse ante la huelga por qué deberían cumplir unos servicios mínimos impuestos bajo la legislación española y hechos a la carta para minimizarle a Ryanair el impacto de la huelga”.

Por último, el responsable de Vuelo de USO Sector Aéreo lamenta que “solo el Gobierno canario, precisamente, nos ha mostrado abiertamente su apoyo, y esperamos que plantee una reacción contundente si la fanfarronada de Ryanair de dejar las islas sigue adelante”.

“No dudamos de que muchas compañías ocuparían con gusto su lugar. España supone casi el 25% del volumen de negocio de Ryanair, y Canarias es rentable durante todo el año, con bases reforzadas en la temporada baja de las demás”, concluye.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable