Dinero

El drama de las farmacias: mayor demanda de medicamentos pero brusca caída de la facturación

Tienen que hacer frente a costes extras en distribución y personal, mientras que se reduce la venta en productos de parafarmacia

cola farmacia 3
photo_cameracola farmacia 3

Están abiertas más horas y forman parte de uno de los servicios más esenciales durante el confinamiento. Sin embargo, las farmacias estos días registran pérdidas. Esta es la paradoja de un sector que achaca la crisis a los costes extras que están asumiendo en distribución y personal, así como a la bajada de demanda de productos que no son medicamentos. 

Todavía es difícil cuantificar de qué cantidad será el agujero económico con el que acabe la industria farmacéutica tras el fin del estado de alarma. “Las farmacias que no tengan tesorería van a quebrar”, explica Rubén Martín, visecretario de Adefarma.

Esto se debe a que ahora tienen que adelantar muchos más pagos que antes. El ejemplo más sencillo se ve en las mascarillas que, para comprarlas, los profesionales están viviendo una auténtica odisea. Como poco, deben adelantar el dinero y, muchas veces, arriesgándose a no recibir el pedido. 

Más costes indirectos 

“Estamos asumiendo más costes indirectos que son difíciles de valorar en cifras, pero que son muchos”, asegura Martín. Por un lado, el precio de muchos productos se ha incrementado y los profesionales aseguran que intentan que esto no lo note el consumidor final. Por ejemplo, productos como mascarillas, guantes o geles desinfectantes han duplicado su precio en el mercado: un paquete de 25 mascarillas costaba a la farmacia 0,5 céntimos y ahora cuesta 2,50. Como no quieren inflar el precio a los compradores, al final, lo asumen ellos. 

Además, ahora tienen que ir a buscar muchas veces la mercancía porque el distribuidor ya no la acerca, cosa que antes no pasaba. “Estamos dando un servicio similar al de antes pero con muchos más costes”

En España ya existían unas 2.000 farmacias, algo menos del 10% del tejido farmacéutico con una viabilidad económica que se denomina comprometida. Es decir, que facturaban menos de 250.000 euros al año. 

Asimismo, había otro 10% que necesitaba de créditos para hacer frente a determinados pagos. “Debido a la crisis, creemos que este último grupo ha crecido entre un 2 y un 4%, pudiendo llegar al 14% ahora mismo”. Desde la patronal aseguran que quien no tiene liquidez para afrontar los pagos ahora, acabará quebrando.  

No se adquieren productos que no sean medicamentos

El precio de los medicamentos está regulado, por lo que el margen de ganancia en estos casos no es muy grande. Sin embargo, muchas farmacias hacían un gran negocio con los que se denominan de “venta libre”, todo aquello que está en las parafarmacias o lo relacionado con productos de belleza, cremas, cosmética e, incluso, productos para bebés. 

La crisis económica que se atisba en el horizonte ha hecho que una parte importante de estos compradores haya reducido mucho la cuantía que destinaban a estos productos. Además, los profesionales también entienden que ahora la farmacia sea un sitio únicamente donde entrar, comprar algo concreto, y volver a salir y que no se produzcan momentos de compra relajada. 

“Nosotros mismos les recomendamos que vengan a lo mínimo”, explica Martín. El sector asegura estar haciendo estudios para ver hasta qué punto esta crisis va a repercutir a las farmacias cuando termine el año. 

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?