Dinero

La economía sumergida en España supone ya 20.000 millones de euros al año

Informe de la Fundación de Estudios Financieros

Se dispara la economía sumergida en España.
photo_camera Se dispara la economía sumergida en España.

Un documento de la Fundación de Estudios Financieros, dirigido y presentado por Ramiro Fernández-Pardo en Valencia, cuantifica la economía sumergida en unos 20.000 millones de euros anuales en España.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el informe destaca que si se redujese al nivel medio de fraude fiscal y laboral de los grandes países europeos, el Estado obtendría unos 20.000 millones de euros anuales.

En España la economía sumergida ha crecido durante la crisis, y ya dobla el porcentaje de los países de nuestro entorno.

Concretamente, la economía sumergida está en torno al 20% del PIB en estos momentos. Otros países como Francia y Reino Unido se sitúan en el 10%, y en algunos es menor del 10%, como es el caso de Austria, Holanda y Suiza. En Alemania es del 13%.

Un millón de empleos sumergidos

Ramiro Fernández-Pardo presentó en la Bolsa de Valencia el informe de la Fundación de Estudios Financieros, ante una nutrida concurrencia, que estima en “por lo menos deberían aflorar un millón de puestos de trabajo”.

Martínez-Pardo explicó a El Confidencial Digital que la economía sumergida es “una válvula de escape en situaciones de recesión económica, pero también se debe a una falta de conciencia fiscal entre los ciudadanos y una rigidez de la legislación laboral”.

En el caso de la Comunidad Valenciana, por ejemplo, Fernández-Pardo explica que “se estima un fraude laboral de 130.000 trabajadores”.

Medidas para disminuir la economía sumergida

Entre las medidas fundamentales que propone Fernández-Pardo se encuentran incrementar el apoyo ciudadano en la lucha contra la economía sumergida para disminuir esta lacra económica y laboral, junto a una “actuación más decidida por parte de las autoridades”.

En cuanto al volumen de la mayoría de las empresas españolas, Fernández-Pardo reconoce que “el pequeño tamaño de nuestras empresas es una de las causas de la economía no declarada”.

Otras reformas más concretas que propone Ramiro Fernández-Pardo son: aumentar la flexibilidad de la contratación y reforzar las figuras de empleo a tiempo parcial y la de aprendiz. También plantea revisar las políticas activas de empleo y la regulación sobre salario mínimo.

En el ámbito fiscal, aboga por simplificar las figuras impositivas, combatir los paraísos fiscales y potenciar la sensibilización fiscal de los ciudadanos.

El vídeo del día

Comunidad de Madrid ha identificado 22 casos de variante india
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?