Dinero

Las eléctricas asumen que tendrán que dejar de cobrar los recibos de luz y gas

El Gobierno impondrá esta medida porque la prórroga del estado de alarma provocará una importante pérdida de empleo y una merma en los ingresos de los hogares

Factura de la luz de una compañía española.
photo_cameraFactura de la luz de una compañía española.

Una de las necesidades que encuentran sobre la mesa muchos consumidores es poder aplazar el pago de los recibos que deben afrontar a final de este mes. Dos de los más importantes son el de la luz y el del gas. Hasta el momento, las grandes eléctricas no se habían planteado suspender el cobro. Pero han comenzado a considerarlo.

El Gobierno ha aprobado un real decreto-ley de medidas urgentes contra la pandemia de coronavirus donde prohíbe durante un mes, prorrogable, cortar los suministros de electricidad, agua y gas natural a los consumidores vulnerables, los vulnerables severos o los que están en riesgo de exclusión social.

La norma también prorroga la vigencia del bono social eléctrico para los que deben renovarlo en estos meses, que tendrán tiempo para hacerlo hasta el próximo 15 de septiembre, y, además, suspende la revisión de los precios de los precios máximos de venta al público de los gases licuados del petróleo envasados, como la bombona de butano, y la tarifa de último recurso (TUR) de gas natural, para evitar que suban en estos momentos.

Suspender el cobro de los recibos

En una segunda fase, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de la situación en estos momentos, el Ministerio para la Transición Ecológica se reserva imponer por decreto unas garantías mínimas para evitar quedar en manos de la simple voluntad de las empresas, si la crisis sanitaria se alarga en el tiempo.

En el Ejecutivo destacan que el plan de medidas urgentes y extraordinarias del Gobierno contra la crisis del coronavirus es “temporal y revisable” y que, en el ámbito energético, apenas se ha exigido esfuerzo hasta ahora a las compañías del sector.

ECD ha podido confirmar que, entre las medidas de mayor calado que han comenzado a negociar entre el Ministerio de Transición Ecológica y las eléctricas, se encuentra la suspensión del cobro de los recibos de luz y gas.

Una decisión que ya asumen las principales compañías energéticas, y que han comenzado a considerar seriamente en sus comités de crisis en los últimos días.

Esta medida sin precedentes también se empezó a aplicar en Italia tras decretar el confinamiento de varias provincias del país hace más de quince días. El Gobierno francés anunció esa misma decisión la semana pasada.

Con una prórroga del estado de alarma

Con la prórroga del estado de alarma hasta al menos el 11 de abril, tres semanas más, Moncloa tiene en cuenta que el consumo doméstico se va a incrementar considerablemente durante el periodo -todavía incierto- en que la población deba continuar privada de movimientos y permanezca obligada a guardar cuarentena en casa.

“Este mes y el que viene casi todo el mundo cobrará un salario; el impacto para las familias lo veremos un poco más adelante. Es, a partir de entonces, cuando se tendrá que pedir un esfuerzo mayor a las empresas”, argumenta a ECD una fuente del Ejecutivo.

Las eléctricas se anticipan al Gobierno

En esta dirección de garantizar el suministro de servicios como la luz ante la crisis originada por el coronavirus, las grandes eléctricas explican a Confidencial Digital que ya habían adoptado medidas de manera voluntaria.

Así, Endesa ya decidió, antes del decreto ley aprobado por el Gobierno, no proceder a ningún corte de luz por impago en el recibo, dada la situación excepcional motivada por la crisis del coronavirus.

Iberdrola ha ofrecido fraccionar hasta en doce meses, y sin coste, los recibos de luz y gas a todos los clientes residenciales, pymes y autónomos que lo soliciten, para aliviarles del impacto.

También han planteado la posibilidad de que los usuarios puedan adaptar sus contratos bajando en cualquier momento la potencia contratada, algo que solo se podía hacer hasta ahora una vez al año.

Naturgy ha puesto sobre la mesa aplazar el pago de los recibos de sus clientes pymes y autónomos, y hacerse cargo del coste de los facturas de forma temporal y financiar a sus usuarios a seis meses sin intereses.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes