Dinero

Los empresarios del ocio nocturno ante una encrucijada: endeudados por créditos ICO pero cerrados y sin ayudas

La patronal de salas de fiesta explica que existen locales que acudieron a la liquidez del Estado para salir adelante y ahora no pueden hacer frente a la devolución

Hotel-discoteca Ushuaïa de Ibiza.
photo_cameraHotel-discoteca Ushuaïa de Ibiza.

Los empresarios del ocio nocturno se encuentran asfixiados por la pérdida de capital provocada por las medidas del Gobierno. Pagan los alquileres de los locales, los impuestos pertinentes y se suman los gastos de los créditos ICO, los créditos privados y los ERTES que vencen al terminar agosto. Hacen frente a todo esto sin ingresos dada la orden de clausurar todos los locales de fiesta.

El vídeo del día

La pandemia de coronavirus supera los 43 millones de casos con 1,15 millones de muertos.

Al finalizar el verano tendrán que enfrentarse al pago del 40% de los seguros sociales de las plantillas porque no tendrán ya exoneración del 100% con los ERTES, que se verán obligados a ampliar a partir de septiembre. De todos modos, gracias a las negociaciones de julio entre la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y el Gobierno se logró que las empresas que hubieran abierto durante la desescalada y tuvieran que cerrar después por un rebrote, cuenten ahora con un 80% de exoneración en los seguros sociales.  

La estrategia de los empresarios del ocio nocturno

Para solventar su situación, la Federación de Empresarios de Ocio Nocturno (España de Noche) va a ejercer presión por partida doble. Por un lado, buscará negociar con las Comunidades Autonómas y con el Gobierno, a través del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, un plan de rescate económico para su sector. Por otra parte, el Comité Ejecutivo se reunió ayer día 20 de agosto para aprobar oficialmente la decisión para recurrir la medida del Gobierno, bajo la guía y el asesoramiento de su gabinete de abogados

Ramón Más, presidente de España de Noche, explica: “Estamos exigiendo como otros sectores que se nos aprueben unos planes sectoriales con los diferentes departamentos de salud para poder abrir la actividad con las medidas necesarias que el Gobierno considere”.

El ocio nocturno es uno de los pilares fundamentales del sector turístico en España.

En total las cifras del ocio nocturno son: 25.000 empresas, 200.000 puestos de trabajo y el 1.8% del PIB. El 60% de estos locales llevan cerrados desde marzo, generando unos costes monumentales. Por eso hay un descontento generalizado hacia el Gobierno por haber tomado una medida tan drástica de forma unilateral con un gran impacto en la economía. Los empresarios creen que desde la Administración debían haber abierto una mesa de diálogo en la que se decidieran medidas sanitarias que permitiesen mantener el sector a flote. 

“Nosotros les introdujimos el tema del carnet sanitario y les propusimos cómo podríamos abrir las pistas de baile, haciéndolas sectorizadas con entrada y salida, imposibilitando beber dentro de las mismas, obligando al uso de las mascarillas, limitando al 50% el aforo dentro ellas… Hicimos los deberes en cuanto a idear una manera de trabajar que fuera lo más segura posible pero que nos permitiera trabajar dentro de unos mínimos” señala Ramón. 

Alternativas al cierre del ocio nocturno

El propio ministro Salvador Illa explicó que el ocio nocturno no es dónde más rebrotes se generan, pero sí dónde es dificil rastrearlos. Los empresarios de ocio nocturno se preguntan entonces por qué no se han cerrado otras actividades como los lugares de culto o la tauromaquia, como reflejan en su perfil de Instagram. Asimismo, “cuando se genera un rebrote en una actividad o sector concreto se cierra el centro donde se haya producido el rebrote, no el sector entero” denuncia Ramón. 

Cabe destacar que, con el cierre del ocio nocturno, se propicia el ocio ilegal (como los botellones) que es más difícil de controlar. “Si el Gobierno cree que somos un problema tan grande, lo que deberían hacer desde un principio es reunirse con el sector y, antes de aplicar una norma tan estricta, plantearse compatibilizar la actividad con las medidas sanitarias. Y, de no ser posible, hablar de medidas de ayuda al sector. El ayuntamiento de Berlín ha dado 30 millones de euros para los clubs de la ciudad que llevan cerrados desde marzo” sentencia el representante de España de Noche.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes