Dinero

Las empresas atacadas por el tsunami en Cataluña denuncian desamparo: “Ni la Cámara de Comercio nos apoya”

No entienden que un organismo del que forman parte del pleno y al que sostienen económicamente no emita un simple comunicado de condena

Carteles del Tsunami Democràtic en una oficina de BBVA.
photo_cameraCarteles del Tsunami Democràtic en una oficina de BBVA.

Ninguna de las empresas atacadas en Cataluña por la campaña de ‘Tsunami Demòcratic’ ha realizado públicamente ningún comentario. Pero en privado se admite que “el desamparo es absoluto” y se carga contra la inacción de la Cámara de Comercio de Barcelona, donde algunas de ellas aportan importantes sumas de dinero

“Aquesta empresa finança la repressió” es la leyenda de los carteles con los que el independentismo ha comenzado a atacar las sucursales bancarias y los locales de compañías del IBEX-35 que, a su juicio, no han apoyado la causa soberanista.

‘Tsunami Democràtic’ es una plataforma en redes sociales con la que el soberanismo catalán pretende coordinar la respuesta en la calle a la sentencia del procés.

Silencio de las empresas atacadas

En los últimos días, han aparecido empapeladas con carteles varias tiendas de Zara y Movistar y oficinas de CaixaBank, Santander y BBVA en Cataluña con la acusación de que “financian la represión”. Preguntadas a varias de ellas, la respuesta oficial obtenida ha sido la misma: “No tenemos nada que decir”.

Al menos a nivel individual, porque Foment del Treball, la patronal de las grandes empresas catalanas, sí que ha emprendido acciones legales contra la campaña de la Asamblea Nacional Catalana.

Desde 2018, la ANC ha volcado parte de sus esfuerzos en buscar caminos paralelos a los de la política para alcanzar la independencia. En concreto, a través de la economía. Comenzó promoviendo el “consumo selectivo” de productos, un eufemismo para referirse al boicot a empresas que hayan dado la espalda al procés.

Se desconoce qué efecto pudo tener esa iniciativa, pero no el obtenido en un rango más alto. La ANC logró a mediados de este año la presidencia de la Cámara de Comercio de Barcelona a través de una candidatura unitaria, bautizada como Eines de País (Instrumentos de país), y evidenciaron de nuevo que su estrategia no se limita a las grandes manifestaciones.

“Ni la Cámara de Comercio nos apoya…”

Así las cosas, Confidencial Digital ha podido constatar, a través de directivos de algunas de las empresas afectadas, el “hartazgo total” con esta situación.

Destacan un hecho especialmente significativo. “Ni la Cámara de Comercio de Barcelona, pese a que varias de las compañías formamos parte del pleno, ha elevado la voz contra los ataques. Ni mucho menos los ha condenado”, se queja amargamente a ECD un alto ejecutivo de una de las empresas señaladas por el ‘Tsunami Demòcratic’.

En las grandes empresas catalanas presentes hasta ahora en las decisiones ejecutivas de la Cámara comienzan a reconocer en privado su “incomodidad más absoluta” ante la línea marcada por la nueva dirección. “De la Generalitat de Torra ya no esperamos nada, pero de la Cámara que sostenemos con nuestras aportaciones…”, protesta.

Ante esta situación, desde alguna de estas compañías lanzan por primera vez un claro aviso a navegantes. “Habrá tiempo”, advierten, “pero habrá que analizar la conveniencia de seguir en una institución que va a ponerse a trabajar para la independencia y en contra del establishment”.

Forman parte del pleno y aportan fondos

A pesar de que la intención inicial de la nueva dirección de la Cámara era expulsar a las grandes empresas patrocinadoras, puesto que muchas de ellas abandonaron Cataluña tras el 1-O, el equipo que dirige Joan Canadell dio marcha atrás después porque constató que resultaba complicado sustituir sus aportaciones económicas.

En la Generalitat tuvieron que admitir también en aquel momento que el agujero económico que dejarían las grandes empresas catalanas, de casi un millón y medio de euros, no era fácil que pudiera ser cubierto de un día para otro, lo que provocaría la quiebra de la institución.

Por eso, grandes compañías como CaixaBank, Abertis, Banco Sabadell o Agbar permanecen en el pleno tras haber comprometido 75.000 euros anuales cada una y asegurarse escaños de pago, pero no participarán en las decisiones del comité ejecutivo

Amenaza de nuevas visitas y asaltos

Con todo, las empresas consultadas se quejan de que “el desamparo es absoluto” pese a que, tal y cómo se ha contado en ECD, Inditex, Telefónica, CaixaBank, Santander, BBVA, Repsol, Iberdrola y El Corte Inglés han recibido la amenaza de ‘Tsunami Democràtic’ de que “us tornarem a visitar ben aviat! (“volveremos a visitaros pronto”).

Según la plataforma independentista, “las instituciones del Estado, incluido el IBEX 35, se sirven del miedo para recortar los derechos colectivos y rebajar expectativas democráticas”.

“Nosotros -añade la organización- utilizamos la desobediencia y la no violencia porque vosotros estáis arriba pero nosotros estaremos en todos los sitios”.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable