Dinero

Las empresas están colando en los ERTE miles de despidos irregulares porque Trabajo se encuentra colapsado

Incluyen un número de empleados superior a sus necesidades, el ministerio tiene cinco días para responder y la Inspección no da abasto por la avalancha de expedientes

Yolanda Díaz, ministra de Trabajo.
photo_cameraYolanda Díaz, ministra de Trabajo.

El parón decretado por el estado de alarma ha supuesto un duro golpe al mercado laboral. Esa situación ha provocado una avalancha de suspensiones temporales de empleo (ERTE).

Las empresas recurren a esta fórmula antes de empezar con los despidos. Pero algunos expedientes están llegando al Ministerio de Trabajo con ciertas irregularidades.

Los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) se han convertido en el bote salvavidas parra miles de empresas, afectadas por el parón económico provocado con la crisis del coronavirus.

Estos reajustes temporales de plantilla, bien a través de la suspensión de los contratos, bien mediante la reducción de jornada, son la opción que, para evitar despidos, ha priorizado el Gobierno con el fin de paliar los efectos económicos y sociales de la pandemia,

Trabajo tiene cinco días para responder

Pero las regulaciones masivas de empleo han desbordado al Ministerio de Trabajo que, dada la avalancha de expedientes que está recibiendo en los últimos días, ha comenzado a aplicar un sistema de silencio positivo.

Es decir, si en el plazo de cinco días establecido en la normativa no recibe contestación, la empresa puede entender que ha sido autorizada para continuar adelante con el ERTE.

Incluir más empleados de los necesarios

Esta situación de colapso también le ha llevado a prohibir que las empresas ejecuten cualquier tipo de despido mientras dure la emergencia sanitaria por fuerza mayor o las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción provocadas por el coronavirus.

Pese a ello, Confidencial Digital ha podido confirmar por fuentes de varios despachos laborales que, conscientes de que el aluvión de escritos que debe tramitar Trabajo en cinco días ha provocado un colapso en el ministerio, algunas empresas han aprovechado para incluir en los expedientes un número de empleados superior a lo que necesitaría atendiendo a las pérdidas de actividad que han sufrido.

Colar en los ERTE miles de despidos irregulares 

“Algunas sociedades dan por hecho que Trabajo no va a poder ver todos los expedientes debido al colapso que afronta, y, como debe contestarles a todos en cinco días, apuestan ahora por inflar los ERTE y de esa forma, si no les pillan, ahorrar en gastos de personal…”, explican los despachos citados. En uno de los bufetes laborales que más clientes está asesorando en esta crisis reconocen “miles de despidos irregulares”.

Hay que recordar que no todas las compañías pueden aplicar un ERTE por fuerza mayor derivada de los efectos del Covid-19.

Solo pueden hacerlo aquellas que puedan acreditar pérdidas de actividad como consecuencia de esta pandemia, incluida la declaración del estado de alarma, que impliquen suspensión o cancelación de actividades, cierre de locales, falta de suministros graves, o situaciones extraordinarias por contagio de la plantilla o aplicación de aislamiento preventivo.

Dos millones de trabajadores afectados

A día de hoy, no resulta posible realizar un cálculo certero de la cantidad de empresas que terminarán acogiéndose a un ERTE por la crisis del coronavirus.

Algunas estimaciones, a partir de los datos aportados por varias comunidades autónomas, elevan por ahora a casi dos millones el número de trabajadores afectados.

Es decir, entre el 12% y el 15% de los asalariados dados de alta en el régimen general de la Seguridad Social en febrero se habrían visto incluidos en un expediente de suspensión laboral.

Trabajo admite la complejidad de revisar

Fuentes próximas a la Inspección de Trabajo admiten a ECD que está resultando complicado para la administración laboral revisar el enorme volumen de expedientes recibidos de golpe en muy pocos días.

Pero dicen que confían en la buena voluntad de las empresas y en que el número de casos de fraude no sea especialmente significativo.

Aseguran, no obstante, que se están redoblando esfuerzos para que el control de los ERTE sea lo más exhaustivo posible, y los técnicos tratan de realizar una inspección a fondo de todos los procesos presentados para garantizar que cumplen la normativa.

Ante esta avalancha, la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, también ha afirmado que cree que con los mecanismos que se han aprobado para agilizar la tramitación de los ERTE será suficiente.

Anuncia una revisión de oficio a posteriori

Entre otras cosas ha reconocido que si transcurridos cinco días no hay un respuesta de la Administración, se entenderá el silencio por una contestación afirmativa.

No obstante, Díaz también ha advertido que una de las decisiones adoptadas es que todos estos expedientes se revisarán de oficio a posteriori: “En caso de solicitudes con falsedades e incorrecciones, incluyendo la falta de causa o la falta de necesidad del ERTE, el empresario podrá ser sancionado y deberá devolver a la entidad gestora las cuantías percibidas en concepto de desempleo por los trabajadores”.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?