Dinero

Empresas públicas, bienes de primera necesidad y farmacéuticas, la apuesta de los inversores ante el descontrol de la inflación

Se han convertido en sectores seguros por su resistencia a los cambios en el mercado en época de crisis

La clave en el sector de la inversión ahora mismo es tratar de adivinar qué pasará con la inflación. Como informan fuentes del sector financiero a Confidencial Digital pueden ocurrir dos cosas. La primera es que la comunidad económica sea capaz de contener la inflación y, aunque sigamos en recesión durante un tiempo, luego la situación mejore. Otro escenario factible sería que estuviésemos tan solo al principio de lo que será una larga caída, es decir, pensar que “la cosa va a ir a peor”.

 

La situación a priori no parece muy alentadora. En el primer semestre se han vivido fuertes caídas, de hecho la rentabilidad de los bonos está en -11%, una de las peores cifras en las últimas décadas, como señala Ibercaja a este medio. Sin embargo, también explican que la subida de tipos de interés puede dar lugar a inversiones “interesantes” en compañías con buena calidad crediticia que pagan retornos a corto y medio plazo

Sectores defensivos

 

Para aquellos que quieran invertir en bolsa, pero piensen que la situación económica aún pueda ir a peor, las mejores apuestas son los sectores defensivos. Estos son empresas públicas, bienes de primera necesidad y farmacéuticas. Son sectores a los que la inflación les afecta poco, pues son muy inelásticos, es decir, varían poco. Invertir en empresas de este tipo es una forma de jugar a lo seguro en una situación inestable económicamente.

 

Comprar barato

 

Si el inversor se posiciona en el grupo más “optimista” y piensa que aunque la economía esté cayendo, mejorará pronto, este es el momento de comprar barato. Es decir, invertir en acciones que ahora están por debajo de su precio de mercado para que cuando la situación mejore se puedan vender a un precio más alto y obtener beneficio por ello. En caso de jugar a este juego, las mejores opciones podrían ser empresas del sector tecnológico, como informan fuentes del mundo financiero. 

El sector inmobiliario 

 

Hay varios factores que hacen que el sector inmobiliario sea uno de los menos perjudicados durante las crisis económicas. Por un lado, la gente siempre va a seguir necesitando vivir en algún sitio, es un bien de primera necesidad, por ello se pueden subir los precios sin perder demasiada demanda. Además, los negocios inmobiliarios suelen tener unos costes laborales bajos. Es decir, las empresas de este sector pueden luchar contra la recesión, sobre todo si poseen varios bienes.

 

Las familias y la inversión

 

Como recomiendan expertos en inversión a este medio, ahora no es el momento de invertir para aquellas personas que tengan aversión al riesgo, pues se trabaja con mucha incertidumbre. De hecho, se aconseja que las familias que se lo puedan permitir traten de trabajar el ahorro a medio y largo plazo. Igualmente, en caso de que quisieran invertir, también sería ideal que se centrasen en planes de inversiones a medio y largo plazo, nada muy arriesgado ni inmediato.

 

Desde CaixaBank explican en qué deben fijarse las familias antes de lanzarse al mundo de la inversión. Lo primero de todo es distinguir entre si se necesita liquidez a corto o largo plazo. Lo segundo es conocer qué nivel de riesgo pueden asumir para decidir en qué tipo de activos invertir. Además, recuerdan que es importante asesorarse por un profesional que confeccione una cartera adaptada a las medidas y situación de cada inversor. 

 

Bonos del Estado vs. Bolsa

 

Desde BBVA Asset Management afirman que “ahora mismo es mejor la bolsa que la renta fija”. Cuando suben los tipos de interés el precio de los Bonos del Estado baja. Aunque hay que estar atentos pues en cuanto se estabiliza la caída es un buen momento para invertir en renta fija.

En el caso de la bolsa, lo más importante es el momento del ciclo económico en el que nos encontremos. Por ello, si estamos en crecimiento, aunque haya inflación, las acciones aguantarán e incluso subirán, como explican desde BBVA.

 
 

La clave en una situación como la actual es centrarse en activos que puedan vencer a la inflación a medio y largo plazo. Esto sería la bolsa y algunos bonos de estados emergentes o ligados a la inflación. También señala el equipo de BBVA como buenas apuestas activos reales como materias primas o mercado inmobiliario.

El Govern pende de un hilo tras cesar Pere Aragonès a su vicepresidente Jordi Puigneró

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?