Dinero

Enel descartó para Endesa a Juan Rosell y Aldo Olcese por postularse a la presidencia

Los italianos buscaban un perfil alejado del foco mediático y se han plantado ante los movimientos en la sombra de los candidatos a sustituir a Borja Prado

Sede de Endesa.
photo_cameraSede de Endesa.

La cúpula de Enel, dueña de Endesa, castiga a Juan Rosell y Aldo Olcese. Los dos directivos con más opciones para sustituir a Borja Prado se han quedado fuera de la presidencia de la eléctrica por las campañas desplegadas a favor de su nombramiento. Los italianos habían dejado claro que querían un perfil discreto para la filial española.

El consejero delegado de Enel, Francesco Starace, tenía decidido que el nuevo presidente perdería los poderes ejecutivos de los que sí disponía Borja Prado e impondría en Endesa el mismo modelo de Enel, en el que el presidente es meramente institucional y todo el poder ejecutivo recae en Starace.

Un perfil alejado del foco mediático

Por lo tanto, según las fuentes consultadas por ECD, Enel buscaba para su filial en España un perfil bajo, alejado del foco mediático. El actual CEO de Endesa, José Bogas, acumulará todo el poder ejecutivo.

La elección del presidente ha partido como una de las propuestas realizadas por los consejeros independientes de la empresa. En ese sentido, la opción de Juan Sánchez Calero ha sido la que más convencía al vicepresidente, Francesco Starace.

Sin una clara significación política

Especialmente, porque se trata de un perfil poco conocido para el gran público y sin una clara significación política, lo que permite a Endesa y a Enel adoptar una posición neutra de cara al proceso electoral que va a dirimirse en España en los próximos meses.

Con Sánchez Calero al frente de la compañía se evitan sesgos partidarios para una empresa cuyos ingresos dependen en un alto grado de la regulación.

Enel quería un directivo discreto

Juan Sánchez Calero ha mantenido en su carrera profesional un perfil mucho más discreto que en sus inicios, cuando defendió sin éxito al entonces presidente de Banesto, Mario Conde, de los delitos societarios por los que fue condenado.

Es tan discreto que apenas se conocen casos, pero, por ejemplo, en la época de Banesto asesoró en la fusión de BBV y Banco de Bilbao. También es suyo el dictamen al consejo de administración de Pescanova sobre el incumplimiento del convenio concursal o el de International Cable en su batalla sobre Euskaltel.

La campaña electoral de Juan Rosell

Así las cosas, la prensa económica ha manejado con insistencia el nombre de Juan Rosell, ex presidente de la CEOE, y después ha surgido el de Aldo Olcese, como candidatos con más opciones para sustituir a Prado.

Pero en el centro de decisión de la eléctrica en Italia “no ha gustado en absoluto” que ambos se hayan postulado a la presidencia de Endesa, haciendo incluso campaña a favor de su nombramiento en círculos políticos y económicos de Madrid.

Tratándose de una empresa “catalana”, al menos por sus orígenes históricos, Rosell se había propuesto jugar esa baza. No se pasa por alto que Miquel Roca es el presidente de la comisión de nombramientos.

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD destacan que Juan Rosell quería seguir en primera línea, y ha venido argumentando a interlocutores de alto nivel su pasado de relación con la eléctrica, ya que anteriormente fue miembro del Consejo Asesor de Endesa en Cataluña. Ha llegado a presumir en privado de conocer bien la compañía.

El ex presidente de la CEOE lleva semanas trabajando en la sombra sus relaciones personales y de negocios, sin que haya trascendido, porque lo ha llevado a cabo con suma discreción. Pero esos movimientos en la sombra han molestado profundamente a la dirección de Enel, según ha podido saber ECD por fuentes directivas de la empresa.

Tampoco acababa de convencer la posición de Rosell sobre el conflicto en Cataluña, que ha llegado a ser acusado de demasiado tibio en sus declaraciones en el contexto del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 y la declaración unilateral de independencia.

La entrevista de Olcese en El Mundo

Otro de los movimientos que no ha gustado a la cúpula de Enel es la entrevista que concedió al diario El Mundo, Aldo Olcese, otro de los nombres que han surgido para sustituir a Borja Prado.

Fue publicada el pasado 4 de marzo y el directivo se declaró independiente del poder político, aunque presumió de haber trabajado para todos los Gobiernos.

Por si esto fuera poco, días antes de esta aparición en un periódico de tirada nacional (y en domingo), en la dirección de la compañía tampoco se pasó por alto la campaña a favor de su candidatura, con informaciones en la prensa económica que destacaban los destacados apoyos que Olcese estaba recabando en España frente al “político Rosell”.

Se hablaba del aval del propio Pedro Sánchez, Pablo Casado e incluso del rey. Sin embargo, todo lo contrario al perfil bajo y discreto que buscaba la cúpula de Enel.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?