Dinero

España consolida su posición de punto referente en el tráfico de animales protegidos

Es el principal receptor de pieles de reptiles y sigue aumentando la importación de angulas a países asiáticos

España es el punto de entrada del comercio ilegal de especies a Europa y Asia. Las relaciones culturales y socieconómicas con el norte de África y Sudamérica convierten a la Península Ibérica en la ruta típica del comercio legal, pero también del ilegal. El aeropuerto de Madrid juega un papel fundamental en los traslados traslados, aunque los animales pueden llegar también por otros medios.

 

Actualmente, el tráfico ilegal de especies mueve entre 8.000 y 20.000 millones de euros al año, según informa WWF. Aunque la horquilla varía dependiendo de las especies de fauna y flora que se incluyan en el recuento. De lo que no hay duda es de que estamos ante uno de los mercados negros que más dinero mueve, sin embargo, está mucho menos perseguido que el tráfico de armas o de drogas. Incluso, explican desde WWF a Confidencial Digital, que hay traficantes que se pasan al sector de las especies porque es mucho más lucrativo y se sienten menos amenazados. 

 

Exportadora de angulas

 

España es una de las principales exportados de angulas en el mercado negro. Se pescan de forma ilegal para mandarlas a países asiáticos, donde se las deja crecer y adquieren un precio muy elevado. Se meten en unas piscinas para que puedan conservarse mientras viajan por tierra, mar y aire.

Los principales receptores son países con economías emergentes de Asia, como es el caso de China. También se está notando un aumento en la demanda en estos países de marfil y cuerno de rinoceronte, pues se cree que tienen poderes curativos y además simbolizan cierto status social. 


España y las pieles de reptiles

 

Aunque España destaca más por trafico que por demanda en este mercado, sí que es cierto que desde hace años se ha posicionado como la principal importadora de pieles de reptiles. El motivo principal es la relevancia que tiene la industria de calzados y bolsos, tanto legal como ilegal. Incluso gran parte de las mercancías que se interceptan en países de Sudamérica tienen como destino final España.

 

Además, una de las últimas modas que se comercian a través de España son las tortugas moras que llegan desde África. En este caso el destino final suele ser Centro Europa, sobre todo Alemania. Allí, hay mucha demanda de reptiles vivos, pues el país acoge el mercado de Hamm, uno de los más grandes de Europa.

 

Verano y navidades, épocas punteras

 

De cara al verano hay un aumento en el mercado negro de especies, al igual que en Navidad, épocas en las que se suelen regalar más animales. Incluso, hay veces que la gente no se da cuenta de que lo que está comprando es un animal importado ilegalmente. Hay que tener en cuenta dos aspectos, si la especie está protegida en el país de origen y si tiene carácter invasor en el destino, es decir, si afecta negativamente al ecosistema. 

El convenio CITES es un documentos público en el que cualquiera puede consultar las especies de fauna y flora con las que está prohibido comerciar. Además, desde WWF, recomienda que “en caso de duda no se compre”. También piden que se denuncie cualquier cosa sospechosa, en el caso de España al SEPRONA, unidad especializada de la Guardia Civil. 


Más formación en Aduanas

 

Desde WWF explican a este medio que el tráfico ilegal de especies es un problema al que nos estamos enfrentando con “poca motivación”. Reclaman que el sistema judicial se “sensibilice” ante esta situación. Además, es importante que los agentes de aduanas se especialicen en la identificación de especies. “Hay que usar a gente muy experta para que pueda distinguir las especies en los controles”. El problema no es solo que los agentes sean capaces de localizar la mercancía ilegal, sino que puedan identificarlo como especie protegida, cuentan desde WWF.

 
 

Otro aspecto clave es la cooperación dentro del territorio, entre ministerios, agentes ambientales, aduanas y el SEPRONA. También a nivel internacional, entre países y con organizaciones como la Interpol.


La otra cumbre

 

A la vez que la capital acogía a la cumbre de la OTAN, WWF celebraba las Jornadas europeas de lucha contra el crimen animal. En este proyecto han participado especialistas en el mercado ilegal de animales además de jueces, fiscales…En el encuentro más de 120 expertos analizaron la situación actual del tráfico de especies.

 

Desde WWF declaran que, aunque la OTAN dificultó un poco la organización de las jornadas por temas de seguridad, “están muy contentos con el resultado”.

Arabia Saudi 1-2 México
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

México se queda fuera del Mundial por un gol
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes