Dinero

El escándalo de Plus Ultra deja en el aire los rescates del Gobierno a empresas estratégicas

La llegada a la SEPI de la nueva presidenta ha paralizado los expedientes de Mediapro, Abengoa, Celsa.... Algunas solicitudes corren el riesgo de decaer por vencimiento de los plazos

José Luis Ábalos
photo_camera José Luis Ábalos.

El escándalo generado en torno al rescate de 53 millones de Plus Ultra ha dejado en el aire los rescates del Gobierno a empresas estratégicas. La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha echado el freno al reparto del Fondo de Ayuda a la Solvencia de Empresas Estratégicas.

La nueva presidenta del ente gubernamental, Belén Gualda, ha decidido paralizar todos los rescates de compañías que ya tenían ultimados los trámites para recibir la inyección de dinero público tras el escándalo de Plus Ultra, según reveló este jueves El Confidencial.

 “Gualda ha ordenado analizar todo mucho más, revisar todos los expedientes desde cero, y se espera por tanto que los procesos sean más lentos y estrictos”, señalan a Confidencial Digital fuentes cercanas al Consejo Gestor, el organismo formado por representantes de Industria, Economía, Hacienda y la propia SEPI que analiza los informes y da vía libre a las operaciones.

Uno de los principales motivos que se aportan para este freno es el temor de las consultoras y los distintos organismos a respaldar con su firma una operación que pueda ser denunciada, como ha pasado con la de la aerolínea vinculada a Nicolás Maduro.

Decaen por vencimiento de los plazos

Por el momento, el Ejecutivo ha aprobado inyecciones del fondo de la SEPI a tres compañías en apuros: la también aerolínea Air Europa (475 millones de euros), la ingeniera Duro Felguera (120 millones de euros) y la Plus Ultra.

Pero la lista de solicitudes para acceder al fondo, dotado inicialmente con 10.000 millones, es larga: Celsa, Mediapro, Abengoa… Algunas de estas solicitudes corren el riesgo de decaer por vencimiento de los plazos porque se presentaron en torno al mes de octubre, según alertan a ECD fuentes internas del organismo.

El órgano colegiado dispone de un plazo de seis meses para resolver entre que la empresa solicita la ayuda, se resuelve la solicitud y se notifica una decisión, y que el plazo de concesión de las ayudas finaliza el 30 de junio de 2021.

El límite a partir del cual el Gobierno tiene que solicitar la aprobación de la Comisión Europea son los 250 millones.

Justificación de empresa estratégica

Uno de los puntos que la nueva presidenta de la SEPI ha ordenado revisar en profundidad es la justificación de la condición de empresa estratégica que se requiere para ser rescatada.

 

En el caso de Plus Ultra se ha cuestionado el carácter estratégico de la aerolínea para España y el tejido productivo nacional o regional. El Gobierno ha justificado la concesión de esta ayuda asegurando que la aerolínea “tiene rutas establecidas con algunos países de América Latina que son fundamentales para la conectividad del país”. En concreto, la aerolínea conecta España con Venezuela, Perú y Ecuador.

Sin embargo, hay que recordar que hay otras aerolíneas españolas como Air Europa o Iberia que también conectan España con una lista cada vez más amplia de países latinoamericanos. De hecho, la también rescatada Air Europa operó 165.838 vuelos en 2019 en los aeropuertos españoles, acaparando el 6,9% de la cuota de mercado.

Por contra, el peso de Plus Ultra en la conectividad aérea de España es ínfimo. En 2019, justo antes de la pandemia, la aerolínea apenas operó 823 vuelos, el 0,03% del total. En consecuencia, ocupaba el puesto número 166 en el ranking por tráfico en España.

Carolina Darias pone énfasis en la necesidad de las vacunas solidarias

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes