Dinero

Así hará frente España a un “gran apagón” de luz en todo el país

Apoyo de las redes de Francia y Portugal, formación automática de “islas eléctricas”, movilización de las fuerzas de seguridad, policías autonómicas y el CNPIC…

photo_camera Torres eléctricas.

España tiene listo un protocolo de crisis para superar, en menos de cuatro horas, un gran apagón de luz en todo el país como el que lleva alertando Austria a sus ciudadanos desde hace varios días. Un dispositivo que implica a empresas suministradoras y distribuidoras, fuerzas de seguridad y organismos oficiales.

Austria ha puesto sobre la mesa un apocalíptico escenario: el de un ‘gran apagón’ en el que colapsaría el sistema energético del país y provocaría un efecto arrastre en otras naciones vecinas. 

Proveerse de velas, mantas, latas…

La ministra de Defensa austriaca, Klaudia Tanner, llamó la atención sobre el problema –que calificó de “un riesgo realista y al mismo tiempo subestimado”- en una publicación de Instagram. 

El ejército del país realizó unas maniobras, a las que asistió Tanner, para prepararse ante esta eventualidad. Austria también ha conminado a sus ciudadanos a hacerse con suministros de primera necesidad como velas, mantas o comida enlatada no perecedera para hacer frente a este escenario.

En los últimos días, en plena crisis de suministro de gas, en España se ha empezado a hablar de esta posibilidad de quedar sin luz a nivel global. Fuentes oficiales de Red Eléctrica descartan un “gran apagón” en todo el país. Aseguran que el sistema nacional está diseñado para soportar una demanda hasta cuatro veces mayor que la actual.

Listo un protocolo de crisis

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras del operativo, España, Portugal y Francia tienen listo un protocolo de crisis conjunto que permite reponer el servicio eléctrico tras un apagón generalizado en la península Ibérica y en parte del sur de Francia.

El protocolo está diseñado para reactivar todo el sistema eléctrico peninsular -lo que se conoce en el argot eléctrico como “cero de tensión generalizado”- tras un incidente grave.

A partir de ese momento, Red Eléctrica de España, con la colaboración de su homólogo portugués REN y el francés RTE, activa el proceso general de reposición del suministro eléctrico basado en “islas eléctricas”: pequeñas zonas en las que vuelve a haber suministro gracias a equipos de generación que arrancan de forma autónoma.

Reposición en cuatro horas

Tras la formación inicial de estas “islas”, y con el apoyo coordinado de las interconexiones internacionales, se asegura la alimentación de las centrales nucleares y se activan los servicios auxiliares de los primeros grupos de ciclo combinado.

 

Un proceso que presenta cierta complejidad porque las centrales nucleares, por ejemplo, tardan bastante en apagarse en una situación de emergencia. Se trata de evitar que se genere demasiado calor. Además, volver a ponerlas en funcionamiento también lleva tiempo.

Cuatro horas después, según explican a ECD fuentes de Red Eléctrica, se consideraría superado el incidente tras haber llevado al sistema a un estado de funcionamiento seguro.

Movilización de las fuerzas de seguridad

En paralelo, se activa el protocolo de comunicación a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad tanto del Estado como autonómicos.

Fuentes conocedoras del operativo explican a ECD que este protocolo se ha ensayado recientemente, y en ese simulacro se validaron los planes de reposición del servicio del sistema eléctrico peninsular, así como los de apoyo con los de Portugal y Francia. También se reforzaron procesos, coordinación y tiempos.

Así, el ensayo sirvió para el entrenamiento de los equipos involucrados en situaciones extraordinariamente excepcionales.

La robustez y fiabilidad del sistema eléctrico español en el que se producen escasos incidentes, explica Red Eléctrica, limita la posibilidad de que los operadores adquieran experiencia en la gestión de situaciones especialmente complicadas.

Implicación de empresas y organismos

Según las fuentes consultadas por ECD, no solo Red Eléctrica de España (REE), Redes Energéticas Nacionais (REN), de Portugal, y Réseau de Transport d’Électricité (RTE), de Francia, forman parte del protocolo de crisis.

También están implicadas quince empresas generadoras y distribuidoras, así como el Centro Nacional para la Protección de las Infraestructuras Críticas (CNPIC), el Centro Permanente de Información y Coordinación de la Secretaría de Estado de Seguridad (CEPIC), y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Mossos d’Esquadra y Ertzaintza).

Departamento de Seguridad Nacional al mando

Hay que recordar que Vox ha preguntado recientemente al Gobierno si el Departamento de Seguridad Nacional incluirá como riesgo uno de estos apagones que, según apuntan fuentes de Defensa, no están recogidos actualmente en los planes de actuación. 

Sí que se contemplan, como es lógico, “planes genéricos de actuación en apoyo de las autoridades y de protección de infraestructuras críticas”.

En el caso de uno de estos incidentes, el Departamento de Seguridad Nacional estaría al mando de la situación “con el apoyo de varios departamentos”. En primer lugar, Interior, pero también Defensa “en temas secundarios de control y protección de infraestructuras críticas y en apoyo logístico en general”.

Arabia Saudi 1-2 México
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

México se queda fuera del Mundial por un gol
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes