Dinero

Los españoles eligen Italia como destino estrella en Semana Santa para esquivar la prohibición de viajar entre autonomías

Las agencias de viajes están registrando una mayor demanda entre jóvenes y matrimonios sin hijos y ofrecen vuelos por 130 euros. Valoran que solo se exige un test de antígenos

Vista de Roma desde el río Tévere
photo_camera Vista de Roma desde el río Tévere.

Una declaración jurada de que no se tienen síntomas de Covid-19 y un test de antígenos bastan para entrar en Italia. Este es el motivo por el que el país transalpino se ha convertido en el mejor destino para las vacaciones de los españoles que ha decidido viajar al extranjero durante la próxima Semana Santa.

Así lo indican a Confidencial Digital fuentes del sector de las agencias de viajes. Lo reducido que es este periodo vacacional obliga a descartar todos aquellos destinos en los que es obligatorio guardar una cuarentena. Sin embargo, el sector turístico señala que la demanda general es casi nula: hay interés y muchas búsquedas, pero luego no se concretan en reservas. La incertidumbre ante nuevas restricciones impide que se materialicen los viajes.

Vuelos baratos y hoteles por los suelos

Y eso que desde el sector ofrecen todas las facilidades posibles: vuelos desde 130 euros en plena Semana Santa o incluso paquetes completos –con hoteles de cuatro estrellas a cien metros de la plaza de España en Roma– por unos 340 euros por persona son algunas de las ofertas que no son difíciles de encontrar estos días previos. Además, las aerolíneas permiten, ante una eventual cancelación, un cambio del viaje a otras fechas.

Las agencias consultadas aseguran que el perfil de las personas que están ya reservando estos viajes está muy marcado: gente joven, que busca en sus viajes el valor de lo individualizado, o matrimonios sin hijos.

Desde el sector señalan que las familias aún no se están decidiendo por reservar viajes. Además, las aerolíneas están percibiendo que los vuelos se reservan con una antelación mínima, incluso de uno o dos días por miedo a las cancelaciones, lo que descarta a las familias, que siempre son más lentas a la hora de tomar este tipo de decisiones.

Riesgo ante nuevas restricciones

La incertidumbre ante las medidas no ayuda. Por ejemplo, aún no se sabe si de forma definitiva el Gobierno cerrará perimetralmente las autonomías. Previsiblemente, se zanjará en la reunión de hoy del Consejo Interterritorial el asunto de la prohibición de los desplazamientos interprovinciales.

Aunque algunas autonomías, lideradas por Madrid, se opongan, no parece que aquellos destinos tradicionales de esta época del año –procesiones, nieve y playa– estén totalmente disponibles para los que decidan viajar. Así, los destinos internacionales pueden resultar como los únicos posibles.  

Tampoco son claras las posibles medidas que adoptarán el resto de países. En Italia, por ejemplo, que ha superado los cien mil fallecidos por coronavirus en esta pandemia, se está barajando la posibilidad de un confinamiento de la población, lo que frustraría el principal destino extranjero posible en el que no se obliga a guardar cuarentena.

Lejos de la recuperación

Con todo, para el sector, este 2021 está siendo ya peor incluso que el año pasado. La caída de los vuelos en el último enero alcanzó el 83%, diez puntos más que la media registrada en 2020.

Sin embargo, los datos muestran gran interés por viajar. Por ejemplo, el mero anuncio que realizó Boris Johnson ante el posible levantamiento de las restricciones en mayo, animó a los ciudadanos del Reino Unido. Las reservas de estancias aumentaron ese día un 300% y los paquetes vacacionales un 600% en nuestro país por parte de los británicos.

El vídeo del día

Así se construye el avión supersónico silencioso X-59 de la NASA
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?