Dinero

El expediente de la Generalitat a Playmobil y Lego por ignorar el catalán llega al Congreso

Ciudadanos ha reclamado al Gobierno que se movilice para evitar la multa de hasta 100.000 euros a las multinacionales

Muñecos de Playmobil.
photo_cameraMuñecos de Playmobil.

Tal y cómo se reveló en ECD, la Agencia Catalana de Consumo, organismo dependiente de la Generalitat, ha admitido a trámite una denuncia de la Plataforma per la Llengua contra Playmobil y Lego. Como consecuencia, ha iniciado un expediente de diligencias previas para investigar el caso.

La Agencia Catalana de Consumo, en un escrito remitido a la asociación en defensa del catalán, ha concluido que, en el marco de la seguridad jurídica, “finalmente se dan las circunstancias adecuadas para aplicar la ley, una vez aclaradas las dudas en virtud de las sentencias del Tribunal Constitucional”.

Ciudadanos pide al Gobierno que evite la multa

La polémica ha llegado al Congreso de los Diputados. Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes parlamentarias, Ciudadanos ha registrado una iniciativa en la Cámara Baja pidiendo medidas al Gobierno para evitar que la Generalitat acabe multando a Playmobol y Lego por no etiquetar sus productos en catalán.

En su escrito, el partido de Albert Rivera se queja de que la lengua está siendo “utilizada como excusa para fracturar el mercado”, lo que a su juicio es “otra pieza más en el proceso secesionista”.

En ese contexto, recuerdan que “el Estado tiene competencias exclusivas tanto generales (artículo 149.1.1 de la Constitución) como particulares (artículo 139) para impedir la imposición de un requisito arbitrario, tanto por su objetivo inmediato como por su objetivo final”, y que es “el garante de la unidad de mercado”.

El coste de la traducción para las multinacionales

Ciudadanos reclama saber “cómo va a garantizar el Gobierno socialista la unidad de mercado frente a las decisiones de algunos Gobiernos autonómicos de romperlo para hacer realidad, en última instancia, su objetivo secesionista” y “cómo va a garantizar la libre comercialización y circulación de mercancías y productos y la no imposición de trabas comerciales por razones lingüísticas”.

También preguntan al Ejecutivo si “ha calculado el coste que puede suponer obligar a las empresas que comercializan sus productos en toda España (en concreto, para las empresas jugueteras) editar el etiquetado y las instrucciones en cada una de las lenguas oficiales del Estado”.

Se enfrentan a sanciones de hasta 100.000 euros

De acuerdo con la legislación actual, Playmobil y Lego se enfrentar a una multa de entre 10.001 y 100.000 euros, en función de lo establecido en el artículo 332.3 de la Ley del Código de Consumo.

La Plataforma per la Llengua considera que ambas multinacionales están vulnerando la normativa autonómica, que obliga a etiquetar al menos en catalán cualquier producto que se ponga a la venta al público en la región.

Se apoyan en que, desde el año 2010, la ley 22/2010 del Código de consumo de Cataluña obliga a que, en virtud del artículo 128.1, ciertos productos, entre los que se encuentran también los juguetes, dispongan de los datos obligatorios del etiquetado y los manuales de instrucciones en catalán.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes