Dinero

FG se enfrenta al BCE: será presidente de honor de BBVA diga lo que diga Frankfurt

Argumentará que Carlos Torres tendrá “plenos poderes” porque se dispone a abandonar también el consejo del banco

Francisco González y Carlos Torres, presidente y consejero delegado del BBVA.
photo_cameraFrancisco González y Carlos Torres, presidente y consejero delegado del BBVA.

Francisco González ya había anunciado que no dejaría la presidencia de BBVA a los 75 años (que cumple en octubre de 2019) y que, cuando abandonase la entidad, lo haría “al 100%”, sin permanecer en el banco con ningún puesto oficial ni honorífico. “Cuando dice todos los cargos, son todos los cargos”, remarcan en su entorno.

Finalmente, ha optado por adelantar su salida de la dirección de la entidad, a pesar de que su mandato podría haberse alargado hasta la junta de accionistas de marzo de 2020.

Pero FG también señaló hace unos meses que, en el caso de que se le propusiera ser presidente de honor, le gustaría, pero es una decisión del consejo de administración.

Torres Vila asumirá las tareas de presidente a final de año, aunque hasta ese momento formará parte del equipo que, junto con el Consejo y la Comisión de Nombramientos, seleccione el nombre de la persona que lo sustituirá como consejero delegado.

González quiere ser presidente de honor

Además, otra de las decisiones que debe tomar el nuevo primer ejecutivo es si cumple con el deseo de Francisco González de retirarse como presidente de honor de BBVA. Un nombramiento al que se opone el BCE, con el argumento de que precisamente lo que se ha aceptado en el plan de sucesión es dotar de “plenos poderes” a Carlos Torres.

Por ello, para que el relevo resulte efectivo, Frankfurt considera que FG debe apartarse totalmente de todos los cargos del banco. Aún así, el banquero va a defender que ese puesto honorífico no va a implicar infuencia alguna en Torres, ni le permitirá participar en la toma de decisiones estratégicas.

La prueba de ello es que también se dispone a abandonar el consejo de administración, por lo que perderá cualquier capacidad para influir en la gestión de su sucesor.

Rechaza, por ejemplo, la sucesión que planteó César Alierta en Telefónica. Propuso como relevo en la presidencia a su entonces número dos, José María Álvarez-Pallete, pero decidió continuar ligado a la compañía un año más como consejero, y también como presidente de la Fundación Telefónica, cargo en el que continúa. Ese movimiento se interpretó entonces como una forma de asegurar la continuidad de su legado.

FG ha impuesto su criterio en la sucesión

Será el segundo pulso al BCE en los últimos meses. González también conocía que el banco con sede en Frankfurt no veía con buenos ojos su plan de sucesión en BBVA.

Pero el todavía presidente ha insistido en proponer a Carlos Torres como sucesor y primer ejecutivo del segundo banco del país, con el argumento principal de que es el modelo de alta dirección generalizado en las principales entidades españolas.

FG se ha aferrado a que Santander, Sabadell y Bankia tienen este modelo en sus discusiones con el BCE, y así evitar la fórmula anglosajona de la presidencia no ejecutiva.

Aunque estas cúpulas fueron elegidas antes de que llegara el BCE a la supervisión europea, en la cúpula de BBVA se ha citado también con insistencia en los últimos meses el caso de Unicaja: consiguió que se aprobara una presidencia ejecutiva para Manuel Azuaga ya bajo el paraguas de Frankfurt.

Ha defendido que BBVA ha nombrado un consejero independiente coordinador, como obliga la ley a empresas con presidente ejecutivo, además de reforzar el órgano de máxima dirección con un número cada vez mayor de vocales independientes.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable