Dinero

Los funcionarios que han cambiado de destino o están de baja tendrán que reclamar para cobrar la ‘paga’ de 500 euros

Hacienda les obliga a solicitar el abono de la compensación por el incremento de los precios en 2022 que debían haber recibido en la nómina de noviembre

Funcionario.
photo_camera Funcionario.

Los funcionarios de la mayoría de las administraciones han recibido en los últimos días, junto a la nómina de noviembre, una paga compensatoria de unos 500 euros por el incremento de los precios en 2022. Pero hay algunos empleados públicos que tendrán que reclamar ese dinero a Hacienda.

El Ministerio lleva semanas trabajando para que, en la nómina de este mes, se incluya una subida puntual de sueldo a los funcionarios para mitigar el impacto de la inflación.

El incremento salarial que el Gobierno ha decretado para los trabajadores públicos tiene una parte retroactiva. Un 1,5%, en concreto, destinado a tratar de limitar la pérdida salarial de este año, y que se suma al 2% que ya subieron los sueldos públicos a comienzos del ejercicio.

Cobro en la nómina de noviembre

De esta manera, se ha establecido que el abono se efectúe este mismo noviembre, salvo que la habilitación responsable no disponga de la totalidad de los elementos formales necesarios, o en otros supuestos en que, por motivos técnicos, no resulte factible, en cuyo caso se abonarán en la primera nómina en que sea posible.

En los recibos de nómina figura el siguiente literal “Abono compensación incremento 1,5 por ciento 2022”, haciendo constar de forma diferenciada cada uno de los conceptos retributivos sobre los que se aplica dicha subida y las fechas de inicio y fin a las que corresponde el abono.

Así, el personal que no haya cambiado de destino durante el periodo entre el 1 de enero  y el 31 de octubre no tendrá que solicitar el pago de la compensación. Será abonado de oficio por el ministerio, organismo o entidad en la que se encuentre prestando servicio el empleado público.

Tendrán que reclamar la compensación

Sin embargo, según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes de la Administración, los funcionarios que hayan cambiado de destino durante los diez primeros meses del año, dentro del sector público estatal, o el perteneciente al sector público estatal que haya pasado a prestar servicios en una Administración Pública distinta, sí deberán solicitar expresamente el cobro de los 500 euros.

Lo mismo se aplica con el personal que no se encontrara en situación de servicio activo (por ejemplo, por motivos de baja médica) o asimilada por jubilación o cualquier otra causa, o que hubiera perdido la condición de empleado público en este año, el dinero solo se percibirá previa solicitud del interesado

Por último, si el empleado hubiera fallecido en este mismo período, la petición se formulará por sus herederos, conforme al Derecho Civil.

 
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?