Dinero

La Generalitat abre expediente a Playmobil y Lego por negarse a utilizar el catalán

La Agencia Catalana de Consumo ha admitido a trámite una denuncia. Las multinacionales se arriesgan a una multa que podría alcanzar los 100.000 euros

Muñecos Playmobil
photo_cameraMuñecos Playmobil

La Plataforma por la Lengua ha presentado una denuncia en la Agencia Catalana de Consumo para que tome las medidas necesarias, de acuerdo con la ley, para que Playmobil y Lego se adecuen a la normativa lingüística en Cataluña. Las multinacionales de juguetes se niegan a utilizar el idioma cooficial pese a las presiones.

La Plataforma per la Llengua defiende que la obligatoriedad que se prevé para el castellano es extraña en el contexto europeo cuando hay un idioma propio de las dimensiones del catalán.

En cambio, critican, la obligatoriedad para una lengua como el catalán se produce en todas las comunidades lingüísticas comparables.

El caso del catalán, insisten, viene determinado por la Ley 22/2010, del Código de Consumo, que el pasado año el Tribunal Constitucional reconoció como válida.

La Agencia de Consumo abre expediente

Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras del proceso, la Agencia Catalana de Consumo, organismo dependiente de la Generalitat, ha admitido a trámite esta denuncia de la Plataforma per la Llengua contra Playmobil y Lego. Como consecuencia, ha iniciado un expediente de diligencias previas para investigar el caso.

La Agencia Catalana de Consumo, en un escrito remitido a la asociación en defensa del catalán, acaba de concluir que, en el marco de la seguridad jurídica, “finalmente se dan las circunstancias adecuadas para aplicar la ley, una vez aclaradas las dudas en virtud de las sentencias del Tribunal Constitucional”.

Por ello, la Plataforma per la Llengua da por hecho que la Agencia Catalana de Consumo culminará el expediente forzando a Playmobil y Lego a incluir la lengua cooficial en los juguetes que venda en Cataluña.

Se enfrentan a multas de hasta 100.000 euros

Las medidas correctivas de la Agencia Catalana de Consumo no acaban ahí. De acuerdo con la legislación actual, Playmobil y Lego se enfrentan a una multa de entre 10.001 y 100.000 euros, en función de lo establecido en el artículo 332.3 de la Ley del Código de Consumo.

La Plataforma per la Llengua considera que ambas multinacionales están vulnerando la normativa autonómica, que obliga a etiquetar al menos en catalán cualquier producto que se ponga a la venta al público en la región.

Desde el año 2010, la ley 22/2010 del Código de consumo de Cataluña obliga a que, en virtud del artículo 128.1, ciertos productos, entre los que se encuentran también los juguetes, dispongan de los datos obligatorios del etiquetado y los manuales de instrucciones en catalán.

En la asociación en defensa del catalán subrayan el hecho de que las comunidades lingüísticas europeas de dimensiones similares a Cataluña cuentan con la misma legislación. Una obligatoriedad que, por otro lado, también existe para el castellano en toda España por diversas normas del Estado o bien por algunas leyes de consumo autonómicas.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?