Dinero

El Gobierno se prepara para una nueva oleada de ERTE y despidos

Tiene decidido prorrogar hasta diciembre el refuerzo de personal en los servicios públicos de empleo que finalizaba en septiembre

Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).
photo_camera Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

La ampliación de los ERTE por los efectos económicos del coronavirus más allá del 30 de junio no está cerrada a menos de tres semanas de que se cumpla el plazo legal previsto para hacerlo. Pero el Gobierno tiene decidido mantener el refuerzo de plantilla en el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) durante todo este año.

De la reunión mantenida este miércoles entre el Gobierno, los sindicatos mayoritarios y la patronal no ha salido “ningún avance”, según indicaron fuentes cercanas al encuentro.

De esta forma, se aleja un poco más la posibilidad de que los agentes que se sientan en la mesa del diálogo social lleguen a pactar esta semana las condiciones en las que se prolongarán esos expedientes de regulación de empleo temporal, así como los sectores y negocios que podrán seguir acogidos a esta herramienta.

El Gobierno puso en marcha los ERTE junto al primer estado de alarma a mediados de marzo para que actuara como un paraguas para los millones de trabajadores cuya actividad quedó paralizada por la pandemia.

Incertidumbre sobre la duración de los ERTE

La patronal ha apostado en los últimos días no solo por ampliar el plazo de los ERTE unas semanas más sino fundamentalmente hasta finales de año.

El debate se centra en si estos mecanismos de protección del empleo se alargan hasta final de año o bien se busca un paso intermedio, con una ampliación hasta el 30 de septiembre, para volver a revisar entonces las necesidades.

Esta opción, que el Gobierno maneja como más factible, no gusta sin embargo a los empresarios, que consideran que es muy corto plazo y que genera incertidumbres en las empresas. Por su parte, los sindicatos están más cerca de la propuesta de Trabajo y aceptarían ampliar los ERTE hasta el 30 de septiembre como solución intermedia.

Tampoco está claro cuáles serán los sectores que se acojan a esta medida más allá del turismo y la hostelería. Dos actividades sobre las que hay consenso para ampliar los expedientes temporales.

Refuerzo de personal hasta diciembre

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes del Gobierno, el Ministerio de Trabajo va a mantener el refuerzo de la plantilla del SEPE, que incorporó a finales de marzo a alrededor de 1.000 trabajadores interinos, hasta finales de año.

El vídeo del día

Endesa lanza un 'megaplan' inversor de 25.000 millones a 2030.

El objetivo es intentar evitar de nuevo el colapso en el reconocimiento de las prestaciones por desempleo a las decenas de miles de trabajadores que se verán afectados por la prórroga y al resto de trabajadores que pierdan su empleo también de forma definitiva.

Desde el comienzo de la crisis, los profesionales del SPE han estado trabajando siete días a la semana y a doble turno, durante el confinamiento en sus propios domicilios y con sus equipos informáticos para resolver la avalancha de solicitudes de protección por desempleo.

Los trabajadores se han quejado en los últimos meses de una “plantilla deficitaria” porque aseguran que, respecto al año pasado, la carga de trabajo se ha incrementado un 530 por ciento, mientras que la plantilla solo ha aumentado un 10% con personal interino.

No obstante, el refuerzo de la plantilla del SEPE, que en principio se contemplaba hasta finales de septiembre, está previsto que se prorrogue tres meses más, es decir, hasta diciembre, lo que anticipa que el Gobierno parece prepararse ya para una prórroga de los ERTE hasta final de año.

Desde UGT, su secretario de Política Sindical, Gonzalo Pino, ha advertido de que el acuerdo no será posible si no aparece la exoneración de las cuotas a la Seguridad Social para las empresas “para que no se pase de un escenario de ERTE a expediente de regulación de empleo”.

900.000 personas han vuelto a trabajar

Aunque la crisis del coronavirus supuso que en marzo y abril se destruyeran en España casi 900.000 empleos y 3,3 millones de personas fueran incluidas en un ERTE, la desescalada que comenzó a partir de mayo ha conseguido que a día de hoy 900.000 personas hayan vuelto ya a trabajar, 700.000 de ellas procedentes de un ERTE.

Así lo confirmó este miércoles el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quien concretó que 700.000 vienen de un expediente temporal de empleo y 200.000 son nuevos afiliados que perdieron su trabajo.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?