Dinero

El Gobierno de Sánchez demuestra que no hubo “guerra económica” del Estado contra Cataluña

Los datos confirman que Renfe, Adif y Puertos del Estado no retiraron fondos de CaixaBank y Banco Sabadell en los días posteriores al 1-O

Caixabank.
photo_cameraCaixabank.

La celebración del referéndum ilegal de independencia de Cataluña el 1 de octubre de 2017 y la huelga general de día 3 llevó a algunas de las mayores empresas catalanas a anunciar el traslado de su sede social fuera de la comunidad. Trataban así de huir de la inestabilidad y de la situación progresivamente caótica que vivía Cataluña.

En los días posteriores al 1-O destacaron las salidas del Banco Sabadell, primero y de CaixaBank. Las dos grandes entidades financieras de Cataluña, con más de un siglo de Historia y profundamente enraizadas en el tejido económico y social de la comunidad, trasladaron sus sedes sociales a Alicante y Valencia, respectivamente.

En esta decisión pesó la presión de grandes accionistas y también por la sangría de retirada de fondos que desde finales de septiembre estaban sufriendo ambos bancos, por clientes que sacaban dinero de sus cuentas y depósitos, temerosos de que los bancos quedaran atrapados en un corralito si había independencia.

El pasado mes de octubre -primer aniversario del intento fallido de conseguir la independencia de Cataluña- el diario Ara publicó una información que señalaba que el Gobierno de Mariano Rajoy había provocado de forma directa la salida de estos dos bancos.

No sólo porque aprobó un decreto para facilitar los trámites, sino porque empresas públicas estatales sacaron fondos de forma masiva: “Entre Renfe, Adif, Puertos del Estado, RTVE y otros sacaron 2.000 millones de euros del Sabadell en un solo día”, poco después del 1-O, recogía esa información que fue recogida por muchos medios y que provocó que los independentistas catalanes denunciaran la “guerra económica” que había desatado el Estado español para frenar por todos los medios la secesión de Cataluña.

Respuestas parlamentarias del Gobierno de Sánchez

Casi quince meses después de esos hechos, el Gobierno de España ha respondido oficialmente a estas acusaciones de haber utilizado a sus empresas públicas para presionar a CaixaBank y Sabadell con esas retiradas millonarias de fondos, según ha podido constatar Confidencial Digital.

La respuesta la ha dado el Ejecutivo de Pedro Sánchez, con varias contestaciones a preguntas parlamentarias que el diputado del PDeCAT en el Congreso Ferran Bel registró cuando se publicó esa noticia en octubre de 2018.

ECD ha consultado seis respuestas parlamentarias del Gobierno que hacían referencia a retirada de fondos de Renfe, Adif y Puertos del Estado en CaixaBank y en el Banco Sabadell los días 2, 3 y 4 de octubre de 2017.

El Gobierno no se limita a negar sin más esas retiradas, sino que demuestra que ha recabado datos precisos de los movimientos bancarios de las mencionadas empresas públicas durante los tensos días posteriores al 1-O.

Renfe ni siquiera tenía cuentas

Por ejemplo, el Ejecutivo detalla las cuentas de Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias). En el Banco Sabadell, asegura que “no retiró ningún depósito en las fechas citadas”, pero además precisa que contaba con 22.872,82 euros como saldo inicial (2 de octubre) y 65.438,19 euros como saldo final.

En CaixaBank Adif tampoco retiró ningún depósito entre el 2 y el 4 de octubre de 2017, según explica ahora el Gobierno de Pedro Sánchez: tenía 32.342,34 euros como saldo inicial y 114.953,60 euros de saldo final.

Del caso de Puertos del Estado responde que “en los días citados, el organismo público por el que se pregunta no retiró ningún depósito bancario de las entidades referenciadas”.

Pero más contundentes son las respuestas que da el Gobierno de España respecto a Renfe, otro de los organismos que la información publicada por el diario Ara y ampliamente difundida en octubre de 2018 señalaba como responsable de la retirada millonaria de fondos públicos depositados en cuentas de CaixaBank y Banco Sabadell.

El Ejecutivo asegura al diputado del PDeCAT, Ferran Bel, que “en esas fechas [2, 3 y 4 de octubre de 2017] el Grupo RENFE no mantenía depósito alguno en Banco Sabadell ni en CaixaBank”.

De esta forma, el Gobierno de España esgrime los datos que desmontarían las informaciones que apuntaban que organismos públicos del Estado se sumaron a la fuga de depósitos de los bancos catalanes para forzarles a anunciar su salida de Cataluña por el referéndum independentista del 1-O: o bien porque no canceló cuentas, o bien porque, al contrario de lo publicado, esas empresas públicas ni siquiera tenían cuentas bancarias en el Sabadell o en CaixaBank.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?