Dinero

El Gobierno venderá que la repetición electoral no castigará a los jubilados: les subirá la pensión en enero

El Ministerio de Trabajo está consultando a la Abogacía del Estado para encontrar una vía que le permita aprobar en funciones el incremento para nueve millones de españoles

Manifestación de pensionistas frente al Congreso de los Diputados.
photo_cameraManifestación de pensionistas frente al Congreso de los Diputados.

A poco más de tres meses de que termine el año, los pensionistas no saben cuánto van a cobrar en 2020. El Gobierno en funciones tiene las manos atadas para aprobar por decreto ley una subida de cara al próximo año. Trabajo busca a la desesperada una vía para incrementar las pensiones en enero y anunciarlo a bombo y platillo en campaña.

Por el momento, la legislación que sigue vigente es la que incluye que, en caso de déficit del sistema de la Seguridad Social, las prestaciones sólo se incrementarán un 0,25%, esto es, el índice de revalorización de las pensiones.

En 2018 y 2019, como consecuencia de las negociaciones del Gobierno de Mariano Rajoy con el PNV para conseguir su apoyo a los Presupuestos de 2018, se estableció que la mejora sería del 1,6%.

El año pasado, y tras el cambio de Ejecutivo, Pedro Sánchez decidió llevar más allá la subida, hasta el 1,7%, para “evitar la pérdida de poder adquisitivo” de los pensionistas.

Para este 2019, el incremento ya aplicado del 1,6% no sólo permitirá que las pensiones mantengan su poder adquisitivo, sino que les reportará una notable ganancia ya que la inflación no superará el 1%, según las estimaciones del Banco de España o de la Comisión Europea.

La subida quedará limitada a un 0,25%

Sin embargo, a día de hoy la incertidumbre se cierne sobre lo que sucederá en 2020. Los sindicatos fueron este verano los primeros en dar la voz de alarma. Advirtieron entonces de que “un Gobierno en funciones no puede tramitar una norma con rango de ley que permita elevar la subida”. Tampoco por decreto ley.

Por ello, en caso de que no se haya formado Gobierno en diciembre, la subida solo podrá ser del 0,25% a partir del 1 de enero, en lugar de una revalorización con el IPC como viene prometiendo Pedro Sánchez.

El peor escenario se ve cada vez más cercano, sobre todo tras confirmarse la repetición electoral, y ha generado cierta intranquilidad entre los 8,7 millones de prestaciones que cobran un total de 9,7 millones de pensionistas (alrededor de un millón de ellos reciben dos prestaciones, por lo general de jubilación y de viudedad).

Ahora mismo, las prestaciones subirían en enero apenas 2,5 euros de media, con lo que los jubilados estarían perdiendo casi un punto de poder de compra, si se tiene en cuenta que la previsión del Ejecutivo es que 2019 termine con una inflación del 1,2%.

Consultas a la Abogacía del Estado

Pues bien. El Gobierno quiere evitar esta situación a toda costa y, pese a que su versión oficial es que confía en poder constituirse formalmente en diciembre, ha comenzado las consultas a la Abogacía del Estado para encontrar una vía que le permita aprobar en funciones el incremento.

El PSOE es consciente, dado que es un colectivo que alcanza los nueve millones de afectados, que supone todo un golpe electoral para el Ejecutivo que los jubilados se vean obligados a comenzar enero con una pérdida de poder adquisitivo.

Pero la solución hay que encontrarla antes para poder garantizar la subida y tranquilizar a los jubilados antes de las elecciones del 10 de noviembre.

Por ello, el plan del Ministerio de Trabajo pasa por elaborar un real decreto argumentando que la medida obedece al “interés general” y es de “urgente necesidad”. Consideran que la subida de las pensiones puede encuadrarse en estos supuestos.

Con ello, el Gobierno busca lanzar un potente mensaje positivo durante la campaña. Pedro Sánchez podrá ‘vender’ que no está dispuesto a que los pensionistas paguen las consecuencias de la repetición electoral y prometerá una subida de las pensiones con el IPC desde el primer día de enero.

Gobierno en funciones en diciembre

Por ahora, la maquinaria se ha puesto en marcha porque en el Ejecutivo asumen que parece complicado que se forme Gobierno antes de finales de año. No se olvida que los precedentes demuestran que la fragmentación parlamentaria ha dificultado y prolongado mucho los procesos de investidura desde 2015.

En estos momentos, parece poco probable que Pedro Sánchez logre ser reelegido como presidente del Gobierno antes del próximo lunes. Una situación que provocará la celebración de unas nuevas elecciones el 10 noviembre. En ese escenario, las posibilidades de formar Gobierno antes de Navidad serán prácticamente nulas.

Llegados a ese punto, los pensionistas comenzarían el año con un subida del 0,25%, y sin ninguna mejora, si el Gobierno no impulsa la solución de urgencia que busca a la desesperada.

Los jubilados sólo podrían aspirar a una mejora retroactiva a lo largo del próximo ejercicio en el momento en el que el Gobierno pudiera aprobar las diferentes medidas o incluirlas en los Presupuestos de 2020. Sin embargo, Moncloa ve graves riesgos electorales en esa opción.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes