Dinero

Los grandes empresarios se bajan del Airbus de Pedro Sánchez

La representación que viajó a Cuba tuvo un perfil bajo pese a que Moncloa invitó a presidentes de las principales compañías. “Puede parecer que le estamos haciendo la campaña”

Pedro Sánchez se dirige a los empresarios en Cuba.
photo_cameraPedro Sánchez se dirige a los empresarios en Cuba.

Pedro Sánchez se desplazó la semana pasada a Cuba con apenas una decena de representantes de grandes compañías. Pese a que Moncloa había resaltado que quería imprimir un carácter empresarial a la visita, la lista de directivos del IBEX que acompañó al presidente a La Habana tuvo un perfil bajo.

La versión que ha ofrecido Moncloa sobre lo sucedido es que el equipo de Sánchez ha decidido esta vez rodearse de otro tipo de líderes: esta vez se ha priorizado –añaden desde el equipo del Ejecutivo- a los representantes de pequeñas y medianas empresas.

El Gobierno ha defendido que, con este enfoque del viaje a Cuba, ha buscado abrir las puertas a las pymes que salen al extranjero para ampliar horizontes comerciales.

Los grandes del IBEX deciden bajarse del Airbus

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por directivos que han formado parte de la delegación española que se ha desplazado hasta la isla, la escasa presencia de primeros espadas del IBEX en la comitiva no ha sido casual. Responde a una maniobra calculada.

Los grandes empresarios han decidido bajarse del Airbus presidencial en los viajes de Sánchez al extranjero. Así sucederá a partir de ahora. Por eso Telefónica, Iberdrola e IAG (Iberia) decidieron enviar a un representante de perfil medio. Ni sus presidentes ni sus consejeros delegados subieron al avión de Pedro Sánchez con destino a La Habana.

Otras compañías, como Banco Sabadell y la hotelera Barceló, ni siquiera sentaron a nadie en el Airbus A310 de la Fuerza Aérea Española. No rechazaron del todo la invitación, sino que enviaron a los actos en la isla a sus delegados en el país.

La mayoría de las empresas del IBEX no consideraron necesario movilizar a sus consejeros delegados, y mucho menos a sus presidentes, para “un viaje relámpago de 24 horas al otro lado del Atlántico”, reconocen en una de las entidades.

Moncloa invitó a presidentes de grandes compañías

En seis meses en La Moncloa, Sánchez apenas ha tenido contactos puntuales con algunos primeros espadas del IBEX, además del acto organizado con motivo de los cien días de su llegada al Gobierno al que acudieron algunos de ellos.

Según ha podido confirmar ECD en varias grandes empresas, Moncloa desplegó esta vez intensas gestiones, sin demasiado éxito, para conseguir subir al avión presidencial a varios presidentes de las principales compañías del país. Varios fueron telefoneados personalmente por el propio Pedro Sánchez.

El presidente se esforzó en destacar que el viaje era eminentemente económico. Pero la mayor parte de las compañías dieron por hecho desde el principio que “el desplazamiento iba a ser un movimiento más político que empresarial”.

“Parece que le estamos haciendo la campaña”

Los directivos del IBEX que acompañaron a Sánchez a Estados Unidos y Canadá, con motivo de la Asamblea General de la ONU el pasado mes de septiembre, constataron entonces que la gira internacional del presidente tenía como principal objetivo reforzar su imagen como líder político, más allá de un interés puramente empresarial.

De ahí, revelan en varias compañías del IBEX, que la decisión sea a partir de ahora adoptar un perfil más bajo en los viajes del presidente al extranjero. “Y es que, si ahora se suben al avión con Pedro Sánchez, puede parecer que le están haciendo la campaña electoral”, destacan.

En La Habana, Sánchez se vio con el viceministro de Relaciones Exteriores y con el presidente, Miguel Díaz-Canel. Ambos pactaron establecer un canal de comunicación y de diálogo sobre derechos humanos. “Fue lo máximo que logró Sánchez para maquillar su visita a Cuba sin reunirse con la disidencia”, resume a ECD un alto dirigente empresarial.

Huyen de las polémicas de los viajes de Sánchez

Según las fuentes consultadas, otro de los motivos de fondo que esgrimen los grandes empresarios para desmarcarse de los viajes al extranjero de Pedro Sánchez es que quieren huir a toda costa de las polémicas que están surgiendo alrededor de estos desplazamientos.

Han constatado que la mayoría de estos viajes se acaban colocando en el centro del debate político por el excesivo tiempo que el presidente pasa fuera de España o por el uso continuado de medios y aviones oficiales para emprender las giras internacionales.

“Si el presidente de una gran empresa va con él en el Airbus, se ve salpicado también en parte por el escándalo… mucho más si el que viaja es un alto directivo”, argumentan en uno de los grandes bancos del país. Por eso, la decisión de los grandes empresarios de bajarse del Airbus presidencial es firme.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?