Dinero

Los morosos con Hacienda aplican un truco: dejar la deuda en 600.000 euros para no aparecer en la lista

El Gobierno ha rebajado ese umbral, que antes era de un millón, a partir del cual los nombres de los deudores son publicados por el Ministerio

María Jesús Montero, ministra de Hacienda.
photo_cameraMaría Jesús Montero, ministra de Hacienda.

El Gobierno confirmó recientemente que rebajará el umbral para entrar en la lista de morosos con Hacienda. El mero anuncio ha provocado que grandes fortunas y empresas se hayan movilizado para evitar que sus nombres sean dados a conocer a la opinión pública.

Hacienda elaboró su primera lista de morosos en diciembre de 2015 y, a partir de ese momento, los listados se han ido publicando cada año en el mes de junio.

En la relación se incluye a los morosos con la Hacienda Pública con deudas o sanciones tributarias de más de un millón de euros, pendientes de pago a cierre del ejercicio anterior a su publicación, y que no se encuentren ni aplazadas ni suspendidas por cualquier motivo legalmente previsto.

Ahora, el Gobierno de Pedro Sánchez ha anunciado su intención de rebajar de un millón de euros a 600.000 el umbral de deuda a partir del cual se aparecerá en la lista de morosos.

Una reforma que saldrá adelante, a través de una Orden Ministerial, y con el apoyo de los socios del Ejecutivo pese a que no se aprueben los Presupuestos de 2019.

Nombres de personas conocidas

Según el documento del acuerdo firmado en octubre entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en el Palacio de La Moncloa, también se incluirán en este listado los responsables solidarios y no sólo los morosos.

Así, según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes cercanas a Hacienda, la Agencia Tributaria va a establecer que, en las próximas listas de deudores, aparezcan también los administradores de las empresas, ya que son los responsables últimos de los impagos.

Esto significa que los nombres de personas relevantes y con elevado patrimonio en España figurarán en ese listado público el próximo mes de junio, a no ser que liquiden parte de esas deudas en las próximas semanas.

Los morosos se están movilizando

El cambio está provocando recelos entre grandes fortunas y empresas, que han comenzado a movilizarse para evitar el escarnio público de aparecer en la lista de morosos con Hacienda.

Así lo confirman a ECD varios reconocidos despachos fiscales de Madrid, donde aseguran que las consultas de clientes VIP sobre este asunto se han disparado en los últimos dos meses.

Dejar la deuda en los 600.000 euros

Los asesores están tranquilizando a sus clientes. Les recuerdan que la lista incluirá a los morosos con la Hacienda Pública con deudas o sanciones tributarias de más de 600.000 euros, pendientes de pago a 31 de diciembre de 2018, y que no se encuentren ni aplazadas ni suspendidas por cualquier motivo legalmente previsto.

Por ello, según las fuentes consultadas, el truco que les están recomendando es dejar la deuda antes de final de año, al menos en los 600.000 euros, que es el nuevo tope fijado a partir del cual los nombres de los deudores serán publicados por Hacienda.

Buena parte de las compañías que aparecen en la lista se encuentran en concurso de acreedores o en fase de liquidación.

Hacienda como acreedor preferente en las empresas con problemas puede facilitar la salida concursal con quitas o alargando los plazos de la deuda. Llegada a la liquidación de una empresa solo se recupera una ínfima parte de la deuda que tiene la empresa.

La deuda baja a un ritmo inferior que los morosos

La última lista de morosos de la Agencia Tributaria incluyó un total de 4.318 deudores, lo que supuso un 5% menos respecto a la relación anterior, mientras que el importe global de deudas recogido superó los 15.300 millones, en torno a un 0,6% menos que en la anterior. La deuda se va reduciendo pero a un ritmo inferior al volumen de morosos.

Dos hermanos de la familia Cort Lagos, con 28 millones de euros cada uno, pasaron entonces a ocupar el puesto de los mayores morosos de España dentro de las personas físicas. Reyal Urbis, en fase de liquidación, fue la empresa con mayor deuda, que ascendía a 361 millones.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes