Dinero

Hacienda levanta el ‘castigo’ a 500.000 españoles y aplica una devolución exprés de la Renta

Decidió acelerar los abonos a partir de los últimos días de julio para incentivar el consumo en agosto y aumentar la recaudación por IVA

María Jesús Montero, ministra de Hacienda.
photo_cameraMaría Jesús Montero, ministra de Hacienda.

Hacienda ha decidido acelerar en los últimos días de julio la devolución de los importes correspondientes a las declaraciones negativas de la Renta de 2017. Una maniobra que se produce después del retraso en los abonos que se registraba a principios de mes, al menos respecto al ritmo que venía aplicando el año pasado por las mismas fechas.

El vídeo del día

Biden quiere que la “responsabilidad” de muertes por Covid en EEUU caiga sobre Trump.

A comienzos del mes pasado, la Agencia Tributaria había devuelto más de 6.500 millones de euros a unos 10,5 millones de españoles. Así lo anunció el pasado 2 de julio, Jesús Gascón, máximo responsable del organismo.

Desde que se inició la campaña de la Renta de 2017, el Estado había emitido el 78% de las devoluciones solicitadas por los contribuyentes.

En cambio, Hacienda había reembolsado ya un año antes 6.818 millones de euros a 11.087.000 contribuyentes tras concluir la campaña del IRPF de 2016. Entonces, más del 79% de las devoluciones solicitadas y el 68% de los importes habían sido abonados.

Una cifra que venía a poner de manifiesto que, en este ejercicio, medio millón de españoles menos habían recibido su devolución con respecto a las mismas fechas del año pasado y, como consecuencia de ello, Hacienda había entregado también 300 millones de euros menos que en 2017.

El ritmo de devoluciones supera al del año pasado

Sin embargo, expertos fiscales consultados por Confidencial Digital destacan que durante el mes de julio, la Agencia Tributaria ha reembolsado 7.385 millones de euros a 11,8 millones de contribuyentes hasta el pasado día 31.

Supone que hasta esa fecha se han abonado el 84,4 % de las devoluciones solicitadas por el IRPF de 2017.

Han constatado que el ritmo de devoluciones ya supera al del año pasado por estas mismas fechas. Hacienda había abonado, a finales de julio de 2017, 7.314 millones de euros a 11.777.000 contribuyentes.

Así, más del 83,9% de las devoluciones y el 73,1% de los importes solicitados en la campaña correspondiente al ejercicio 2016 ya habían sido abonados.

Reactivar el consumo en el mes de agosto

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD revelan que, detrás de esta mayor diligencia en los trámites de la Agencia Tributaria a finales de julio, se encuentra también un objetivo concreto: poner en circulación entre los contribuyentes la mayor cantidad de dinero posible para así impulsar el consumo este verano.

Es una constante veraniega el hecho de que los contribuyentes desean contar con ese plus para sus vacaciones y que, por ello, quieran recibirlo lo antes posible.

Por eso, en círculos cercanos al ministerio de Hacienda reconocen ahora que este periodo estival va a ser clave para la reactivación económica del país. Eso es lo que explica la maniobra concreta del Gobierno.

Aumentar los ingresos por IVA en verano

Con dicha estrategia, otro de los fines de la Agencia Tributaria es lograr también un incremento de los ingresos por IVA, para compensar el previsible desplome en la recaudación que provocará, entre este ejercicio y el siguiente, la entrada en vigor de la rebaja del IRPF recogida en los Presupuestos del PP: un impacto de 2.000 millones.

Por eso, busca también que la mejoría en el consumo se note en los ingresos por impuestos especiales, los que gravan el tabaco, las bebidas alcohólicas o los hidrocarburos. Unos productos de consumo especialmente asociados a los periodos vacacionales.

En la Agencia Tributaria reconocen que el ritmo de devolución del IRPF depende, en muchas ocasiones, del nivel de recaudación del Estado.

Un precedente en la campaña de 2013

Los expertos fiscales consultados por ECD recuerdan ahora que Hacienda ya desplegó una estrategia similar en 2013.

Entonces, adelantó de septiembre a julio el grueso de las devoluciones correspondientes al IRPF de 2012 para proporcionar un pequeño balón de oxígeno a los españoles y ayudarles a capear la dura crisis económica.

Se tuvo en cuenta entonces que, en la Navidad de 2012, se había contraído notablemente el consumo en España (casi un 20%), sobre todo por la pérdida de poder adquisitivo de los más de tres millones de funcionarios a los que el Gobierno suprimió la paga extra.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?