Dinero

Iberia y Santander se anticiparon a la ingobernabilidad y adelantaron sus compras estratégicas

La negociación con Air Europa se había atascado y se desbloqueó días antes del 10-N. El banco acelera en 24 meses su apuesta por el lanzamiento de su plataforma para pagos internacionales

Avión de Air Europa.
photo_cameraAvión de Air Europa.

La compra de Air Europa por parte de Iberia es una de las operaciones más relevantes del sector aéreo español en los últimos años. Tal y cómo contó hace unos días El País, había prisa por cerrar la adquisición, lo que contrastaba con los más de seis meses de negociaciones en los que habían logrado mantener la operación en secreto.

Se ha destacado que uno de los motivos era que el grupo IAG, propietario de Iberia, quería presentarse en el Capital Markets Day, que celebró el pasado viernes en Londres, con todas las cartas sobre la mesa.

Y una de esas cartas era la compra de su mayor competidora española, además de que otros grupos, como Air France, apretaban en la puja y no querían perder la partida que refuerza el liderazgo en el mercado latinoamericano.

Fuentes del sector, consultadas por ECD, citan también que el escenario de ingobernabilidad que Iberia anticipaba por los resultados de las elecciones del pasado domingo empujó a desbloquear unas negociaciones que se encontraban atascadas hasta solo unos días antes.

El Santander se anticipa 24 meses con Ebury

Casi al mismo tiempo se daba a conocer, a sólo seis días del 10-N, la adquisición de Ebury por parte del Banco Santander, una compra más pequeña que la de Iberia pero también relevante en su sector.

El  Santander busca mejorar su digitalización y acelerar su negocio compartido de pagos internacionales, como ya explicó la presidenta del grupo, Ana Botín, el pasado 3 de abril cuando presentó en Londres el plan estratégico de la entidad.

Dentro de este objetivo, el banco anunció la semana pasada la compra del 50,1% de la plataforma especializada en pagos internacionales e intercambio de divisas Ebury por la que ha pagado unos 400 millones de euros (350 millones de libras esterlinas).

En el sector bancario destacan a ECD que, con esta adquisición, la entidad acelera en 24 meses su apuesta por la llegada al mercado de su plataforma para el pago internacional de empresas, además de reducir el riesgo de ejecución, ante el escenario de ingobernabilidad que se avecina en España.

Sin embargo, fuentes oficiales del Santander aseguran que el cierre de la operación no se ha vinculado a la situación política del país.

Ebury se convierte así en la base de la plataforma Global Trade Services y posiciona mejor a Santander en el comercio internacional y en la gestión del uso de datos, algo en lo que la plataforma de pagos destaca. Ebury, de hecho, cuenta con 150 ingenieros en la empresa.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes