Dinero

Incertidumbre ante el final del descuento a la gasolina: las estaciones de servicio no saben cómo limitarlo a las rentas más bajas

La patronal no ha recibido información del Gobierno sobre el futuro de la bonificación de 20 céntimos por litro

photo_camera El bono de descuento de la gasolina finaliza el 31 de diciembre.

El 31 de diciembre finaliza una de las medidas estrella del Ejecutivo para atajar la inflación: el descuento de 20 céntimos por litro de combustible que entró en vigor el pasado 1 de abril.

El Gobierno ha manifestado su intención de extender de alguna manera esta bonificación, pero incluso entre ministras hay posturas divergentes.

En los Presupuestos Generales del Estado de 2023 no se ha incluido ninguna partida para esta norma, como sí ha ocurrido con la ayuda al transporte público.

Las ministras de Transporte y de Hacienda, Raquel Sánchez y María Jesús Montero, han declarado que están estudiando que a partir de enero el descuento se aplique a las rentas más bajas, como adelantó ECD. Por su parte, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha dejado caer que ve “difícil” que la bonificación se ligue a la declaración de la renta.

Nacho Rabadán, director general de la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicios (CEEES), se muestra contundente al asegurar a Confidencial Digital que es “materialmente imposible” que el descuento de los 20 céntimos pase a depender del nivel económico del consumidor.

Rabadán explica que podría llegar a ocurrir lo mismo que en el carnet por puntos, ya que “el amigo o familiar con una renta más baja puede repostar por todos, ahorrando así dinero”.

Desde la patronal manifiestan que “no tienen ni idea de lo que va a pasar a partir de enero”, y ya han pedido al Gobierno que concreten la medida, porque no creen factible que “además de banqueros tengamos que hacer de inspectores de Hacienda”.

Gestión del descuento

La gran mayoría de las estaciones de servicio son pymes y, de acuerdo con los datos proporcionados por la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicios, han tenido que hacer frente, de media, a un coste financiero de 35.000 euros mensuales por el descuento a la gasolina.

“Hemos tenido que adelantar a la Administración dinero a un interés del 0%, lo que ha provocado que algunas estaciones de servicio, sobre todo en zonas rurales, hayan tenido que cerrar por temporadas o definitivamente”, ha asegurado el director general de la patronal.

Por todo ello, para Rabadán el balance de la gestión es “agridulce”, ya que están “de acuerdo con la medida” pero critican “cómo ha sido diseñada y cómo se ha ejecutado”.  Asimismo, en la patronal consideran que el Ejecutivo “ya va muy tarde” a la hora de plantear la nueva bonificación, y no entienden que “desde septiembre lleven lanzando globos sonda, pero no acaben de decidir”. 

La propuesta de bajar los impuestos

Desde hace un año la patronal de las gasolineras manifiesta que el camino más directo para combatir la crisis inflacionista del sector es aplicar una rebaja fiscal al combustible, al igual que se ha hecho con la electricidad y el gas.

 

De esta manera se podría reducir el tipo impositivo del IVA para ayudar a las familias, o rebajar el porcentaje del Impuesto sobre Hidrocarburos al mínimo permitido por la Unión Europea, lo que aminoraría la presión fiscal sobre los transportistas y otros empleados por cuenta propia.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?