Dinero

La industria cárnica confirma que la campaña de Garzón empieza a provocar una caída en el consumo

El sector ha facturado un 8,2% menos en el último año. Las previsiones indican que el descenso continuará

photo_camera Desciende el consumo de carne en España

Hace casi un año que el ministro de Consumo, Alberto Garzón, pronunció unas polémicas declaraciones en una entrevista que concedió al diario británico The Guardian. Allí, el ministro criticó la ganadería extensiva y la industrial, refiriéndose a estas explotaciones bajo el término "macrogranjas".

En aquellos momentos, muchas voces se echaron encima del ministro criticando que desde el Gobierno nacional se hiciera mala publicidad de los productos cárnicos españoles.

Pablo Casado o Alfonso Fernández Mañueco fueron algunos de los más críticos con el ministro, pero no los únicos: varios barones socialistas como Emilio García-Page o Javier Lambán también pidieron que el ministro rectificara de inmediato.

Hoy, un año después, la industria cárnica reconoce no haberle gustado las palabras del ministro e indican que sus declaraciones han contribuido al descenso generalizado en el consumo de productos cárnicos en nuestro país.

Ignasi Pons, presidente técnico y legislativo de la Federación Empresarial de Carnes e Industrias Cárnicas (FECIC) apunta que después de estas campañas “no hay un cambio radical, pero poco a poco va calando en el consumidor”. Desde la Federación, apuntan que este mensaje ha podido repercutir negativamente en la industria cárnica a largo plazo.

Cambio de tendencia en el consumo

Fuentes del sector, indican a Confidencial Digital que también han contribuido a esta crisis otros elementos, como la desinformación, el contexto de crisis que atravesamos o los nuevos hábitos de los consumidores que optan por dietas vegetarianas o veganas exentas de productos de origen animal.

La industria cárnica indica que ha sabido adaptarse a las nuevas tendencias de consumo y desde hace tiempo redujeron la sal, los azúcares y las grasas.

Además, aclaran que han trabajado siempre bajo las indicaciones de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, que se encarga por velar por el correcto funcionamiento de las explotaciones ganaderas.

Por eso, Pons recuerda que su industria cuenta con el “sí” de las autoridades sanitarias y que están sujetos a continuos exámenes y controles de calidad que verifican el perfecto estado de los productos. 

Otra de las razones por las que se ha reducido el consumo, indica, son las imágenes o vídeos difundidos en internet que reflejan algunas malas prácticas en el sector. Pero Pons, aclara, “no es lo general, en todos los sectores hay irresponsables que no cumplen con los estándares”.

Los españoles cada vez compramos menos carne

En 2021, la compra de carne en los hogares españoles se ha reducido hasta en un 10,2%. Se reduce también como consecuencia directa la facturación, que baja un 8,2% más que el año anterior.

Aunque la carne es el producto que más acapara del presupuesto que destinan los hogares a la compra, el consumo sigue descendiendo de forma lenta, pero inexorable. Fuentes internas del sector indican a ECD que este cambio de tendencia en el consumo viene dándose desde 2008. En 2020 con la pandemia hubo una rotura de esta tendencia, que ahora vuelve con fuerza.

 

La carne avícola, la más cotizada

En 2021, la carne avícola representó un volumen de más de 1,4 millones de toneladas producidas. El pollo es la carne fresca no elaborada con la mayor base de compradores (97,7%). En segundo lugar, se encuentra la carne de pavo, muy por detrás acumulando un 66,9%.  

La perdiz o el conejo tienen una cuota de mercado mucho menor: podríamos decir que son las grandes desconocidas. Otras carnes como el cordero, indica Pons "es muy estacional, y se vende mucho en Navidades y Semana Santa, pero flojea el resto del año".

La Asociación Interprofesional Española de Carne Avícola (AVIANZA), defiende que no se confunda al consumidor, e indican que muchos de los productos por los que ahora se sustituye la carne son "productos de soja, ultra procesados, con colorantes, aromas o texturizantes”.

Aunque desde el sector indican que trabajan de forma exhaustiva para revertir la tendencia, están seguros que el consumo de carne y como consecuencia, también su producción, seguirán bajando los próximos años.

Marruecos 0-0 (3-0) España
                Copa Mundial de la FIFA Catar 2022                

Busquets dió la charla y la cara Luis Enrique fue de puro bajón
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?