Dinero

Informe del CNI a Sánchez sobre la OPA a Naturgy: hay que garantizar su carácter estratégico “por seguridad nacional”

Iván Redondo ha recurrido a los servicios de inteligencia para convencer al presidente frente a las vicepresidentas Calviño y Ribera

El director del Gabinete del Presidente del Gobierno, Iván Redondo
photo_camera El director del Gabinete del Presidente del Gobierno, Iván Redondo

Cuatro meses después de que el fondo australiano IFM lanzara su OPA parcial sobre Naturgy, el Gobierno aún no se ha pronunciado. Se han elaborado ya los informes preceptivos de los ministerios de Economía y de Industria, pero falta el de Transición Ecológica. Todo indica que, en todo caso, la decisión se llevará hasta el mes de agosto.

El consejo de administración de Criteria, el holding de participaciones de la Fundación Bancaria La Caixa, ha aprobado mejorar posiciones en Naturgy y reforzar su condición de accionista de referencia, con lo que clarifica su posición de no ir a la OPA de IFM, y con eso estrecha el margen del fondo australiano.

Acaba de adquirir en el mercado 300.000 acciones de Naturgy, que suponen una pequeña parte del capital, y el objetivo es ir comprando paquetes, en un mercado que es muy estrecho. El refuerzo de su posición se efectuará sin sobrepasar el umbral del 30% fijado para lanzar una OPA.

Los otros dos grandes accionistas, Global Infraestructures Partners (GIP), con el 20,6%, y Rioja –alianza entre CVC y Corporación Financiera Alba– con un 20,7%, ya anunciaron que no acudirían a la oferta.

Los títulos disponibles no quedarán del todo claros hasta que se cierre la OPA de IFM sobre el 22,69% del capital, supeditada a obtener un mínimo del 17%.

Mantener la empresa en España

Naturgy es una de las principales inversiones de CriteriaCaixa. Posee un 24,8% de la compañía, cuyo valor asciende a alrededor de 5.000 millones de euros, y los dividendos que le proporciona cubren más de la mitad del gasto anual de la Obra Social de la fundación.

Criteria ha confirmado su voluntad de seguir siendo el accionista español de referencia de Naturgy, de contribuir a mantener en España la empresa (asegurando liquidez a todos sus accionistas), de asegurar un plan industrial de la compañía que priorice la inversión productiva, y de mantener la seguridad de suministro energético a España y evitar ventas de negocios de Naturgy sin asegurar su reinversión.

Calviño a favor

Dentro del Gobierno existen divisiones sobre la conveniencia de aprobar la OPA, y la última palabra la tendrá el propio Pedro Sánchez

La inhibición de la ministra de Industria, Reyes Maroto, por posibles incompatibilidades, llevó a Pedro Sánchez a encargar la defensa de la operación en el Consejo de Ministros a la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, lo que suponía situar como máxima responsable a la gran defensora de no oponerse a la oferta.

Calviño considera que vetar la OPA podría generar inseguridad jurídica y también ahuyentar a los inversores, en un momento en el que las empresas españolas pueden necesitar oxígeno y en el que los fondos siguen teniendo mucho dinero.

Teresa Ribera también

Calviño ha sumado un aliado definitivo: la vicepresidenta cuarta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que se ha lanzado a convencer personalmente a Pedro Sánchez de que permita la operación, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de esas conversaciones.

Se trata de una labor explicativa que está realizando de forma discreta, a espaldas de Iván Redondo, con el objetivo de obtener el apoyo final del presidente. Antiguos altos cargos de la Oficina Económica de Moncloa consultados por ECD apuntan que, concretamente en este tema, Ribera tiene para Pedro Sánchez mayor credibilidad que Iván Redondo.

En contra del aterrizaje de IFM se han posicionado también el titular de Transportes, José Luis Ábalos, y los ministros de Podemos, encabezados ahora por Yolanda Díaz tras la salida de Pablo Iglesias.

Redondo esgrime un informe del CNI

Iván Redondo, director del Gabinete de Presidencia del Gobierno, no ve con buenos ojos que, con la llegada de los australianos, una empresa estratégica como Naturgy quede en manos de los fondos de inversión

Considera que supondría la pérdida de la nacionalidad de otra energética, como ya sucedió con Endesa, y se está esforzando para convencer a Pedro Sánchez de que hay que retener ese activo estratégico.

El jefe de gabinete no se ha quedado quieto, en la búsqueda de argumentos para convencer al presidente de que debe frenar la operación. Hasta el punto de que, según las fuentes consultadas, ha presentado a Pedro Sánchez un informe avalado por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) que advierte de que es necesario garantizar el carácter estratégico de Naturgy “por seguridad nacional”.

Dependencia energética

El Consejo de Seguridad Nacional, donde participa el CNI y representantes de varios ministerios, destaca en ese informe que la compañía dispone de activos estratégicos claves para el suministro energético, como el gasoducto que une España y Argelia, por lo que dejarla en manos de fondos extranjeros lo consideran un “riesgo de país”.

Destaca a Naturgy como una empresa clave para la seguridad nacional, dadas las infraestructuras críticas que se encuentran bajo su control. España es un país dependiente energéticamente, por lo que el Gobierno debe asegurar en todo momento que el suministro no corra peligro

Considera que proteger a las empresas que controlen las infraestructuras críticas es, en este sentido, esencial para el Ejecutivo.

Garantizar los suministros

El informe que ha elaborado el Departamento de Seguridad Nacional (DSN) de la Presidencia del Gobierno, un órgano de asesoramiento directo de Pedro Sánchez en materia de inteligencia y que dirige el general Miguel Ángel Ballesteros, insiste en que “el suministro energético es clave para un país como España, que depende para su abastecimiento en gran medida de zonas como África del Norte o el Golfo de Guinea”.

Concluye que es prioritario “garantizar el suministro de energía y asegurar su abastecimiento, de una forma sostenible medioambiental y económicamente, en un contexto de transición energética hacia un modelo más seguro y eficiente”.

Por cierto que el departamento está actualizando su Estrategia de Seguridad Nacional, en vigor desde 2017.

Gas de Argelia

Naturgy, presidida por Francisco Reynés, controla el 76,68% de la sociedad que construyó la infraestructura que trae a España el gas del Magreb (Metragaz), y el 77,2% de la que la explota, European-Magreb Pipeline (EMPL). En Medgaz, participa con el 49% en una sociedad junto con la compañía pública argelina Sonatrach, que tiene el otro 51%.

Además de los gasoductos, Naturgy es el principal suministrador de gas natural del país, y la compañía que tiene más activos de ciclos combinados (centrales que producen electricidad a partir de gas). Cuenta con la mayor red de distribución de gas para particulares y empresas, y es la tercera en electricidad.

Con el primer estado de alarma, aprobado en marzo de 2020, el Gobierno creó un escudo para evitar que inversores ajenos a la Unión Europea tomaran sin su consentimiento más del 10% del capital de una empresa considerada estratégica. El objetivo era que no sacaran partido del desplome de los precios en Bolsa. Esa potestad ha sido ampliada hasta este mes para compradores que no sean españoles.

El vídeo del día

Así se construye el avión supersónico silencioso X-59 de la NASA
Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?