Dinero

Las deudas pendientes de cobro superan los 40.000 millones de euros

20.000 inspecciones de Hacienda y Trabajo “puerta a puerta” antes de final de año

La campaña de verano para aflorar dinero negro en chiringuitos de playa y fiestas populares no ha recaudado lo suficiente. La orden del Gobierno: hay que apretar más

Cristóbal Montoro, durante su última intervención en el Congreso.
photo_cameraCristóbal Montoro, durante su última intervención en el Congreso.

El Gobierno encara el último trimestre de 2013 con la necesidad de aumentar la recaudación para cuadrar el déficit. Esta circunstancia está provocando un aumento de las visitas de los inspectores a los domicilios para destapar fraudes. Se realizarán alrededor de 20.000 inspecciones de Hacienda y Trabajo hasta finales de año.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes próximas a la Inspección de Hacienda y Empleo, los técnicos tienen orden de realizar 20.000 visitas presenciales este ejercicio.

Esto significa un aumento de un 25% respecto a 2012, cuando las visitas a las domicilios no llegaron a las 15.000.

Nuevos frentes tras la campaña de verano

Esta consigna tiene una explicación. Finalizada la temporada de revisiones en chiringuitos de playa y fiestas populares durante el verano, el Gobierno ha concluido que los resultados obtenidos no cumplen con los mínimos de recaudación que se habían fijado. Es necesario, por tanto, “apretar más” de aquí a final de año.

Por ello, las fuentes consultadas por ECD revelan los tres frentes que Hacienda ha puesto en su punto de mira para los próximos dos meses. Se realizarán a través de inspecciones de calle y “puerta a puerta”. Son las siguientes:

a) Deudas pendientes con Hacienda.

b) Pago de alquileres en dinero negro.

c) Fraude con las empleadas del hogar.

A. Deudas pendientes con Hacienda

Fuentes próximas a los inspectores estiman que, en este momento, Hacienda acumula más de 40.000 millones en deudas pendientes de cobro.

Esta es, por tanto, una de las principales batallas en las que el Gobierno ha dado órdenes de intensificar las inspecciones, con ocasión de las visitas a los domicilios y a las empresas.

[OBJECT]

B. Pago de alquileres en dinero negro

Según las fuentes consultadas, el Gobierno está recurriendo también, ante las dificultades para aflorar alquileres no declarados, a intensificar las inspecciones sorpresa 'in situ' a los propietarios de inmuebles. Pero consiguiendo previamente la complicidad de los inquilinos.

Para ello, funcionarios de Hacienda se están poniendo en contacto con los inquilinos, bajo estricta condición de anonimato, para desvelar el fraude de sus arrendadores.

Les delatan en sus prácticas irregulares para que los inspectores de la Agencia Tributaria desembarquen en sus domicilios con la garantía absoluta de que se está produciendo fraude. Entre los inspectores se conoce a estos inquilinos como ‘delatores anónimos’.


C. Fraude con las empleadas del hogar

Otro de los frentes que están atacando con fuerza los inspectores en sus desplazamientos a los domicilios es el fraude con las empleadas del hogar.

Fuentes de la Inspección de Trabajo explican a ECD que se ha producido un importante incremento de las reclamaciones de empleadas del hogar en los últimos meses. Lo atribuyen a la nueva obligación de cotizar, que desde este año tienen las familias que les contratan cuando trabajan más de 60 horas al mes.

Los inspectores están realizando ‘visitas sorpresa’ a los domicilios con empleadas del hogar cobrando en dinero negro a partir de las denuncias anónimas de las propias trabajadoras

Ellas mismas son las que delatan a sus empleadores ante la Inspección de Trabajo por mantenerlas en situación irregular, según confirman algunos inspectores que participan directamente en estas revisiones.

No es habitual –aunque sí se están dando algunas investigaciones aleatorias- que se inicie una investigación de oficio por parte de la Administración. Hay que recordar que para entrar en domicilios particulares es necesaria una autorización judicial.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable