Dinero

El ‘mediador de morosos’, solución para las hipotecas. Los bancos ofrecen a sus deudores acuerdos para impedir los embargos y no aumentar su 'stock' de pisos

Iniciativa sin precedentes en la banca española. Las principales entidades financieras del país han impulsado la creación del llamado 'mediador de morosos', que negocia con los clientes que deben grandes sumas de capital el pago de una mínima parte de las deudas a cambio de conservar la vivienda.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el objetivo de los bancos es adelantarse a la situación en la que el cliente pueda llegar al impago, adaptándose a las condiciones del deudor. Así, el negociador enviado por la entidad pacta con el cliente una cantidad a pagar mensualmente, muy inferior a la que obliga la hipoteca, durante un tiempo determinado en el que el moroso deberá mejorar su situación financiera.

Las fuentes consultadas por este diario explican que “la cantidad de pisos que han pasado a ser propiedad de los bancos ha aumentado tanto, que a las entidades no les es rentable el embargo porque luego les resulta prácticamente imposible venderlos y reducir así su stock”.

Por ese motivo, “en los últimos meses se ha potenciado la figura del mediador de morosos, para garantizar un cobro mínimo por los créditos e hipotecas concedidos antes de la crisis y evitar más desahucios que no benefician a ninguna de las partes”.

Esta práctica se ha extendido en la práctica totalidad de las entidades financieras españolas: “Empezaron a usarla las cajas, pero ya ha llegado a los grandes bancos como el Santander o Bankia”. De hecho, desde la filial del Banco Financiero y de Ahorros confirman que, a día de hoy, “tenemos a 900 personas destinadas a esta política”.

400 euros durante cinco años como máximo

ECD ha tenido acceso a un profesional de la banca dedicado a mediar con los morosos, que ha explicado su ‘día a día’: “Hay situaciones incómodas, porque hay personas que están viviendo al límite de sus posibilidades. Sin embargo, la mayoría de los clientes reciben de buen grado la propuesta y están dispuestos a negociar”.

La misma fuente afirma que “en hipotecas de más de 1.000 euros mensuales, estamos aceptando el pago de tan sólo 400 durante cinco años como máximo, o hasta que el cliente mejore su situación financiera a través de un trabajo”.

Pese a la modesta cantidad que se ingresa, el mediador lo tiene claro: “Mejor eso que no llevarse nada y tener que hacerse cargo de una vivienda a la que es muy difícil darle salida”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?