Dinero

Mensaje de los empresarios a Susana: abstente para que PP y C’s gobiernen excluyendo a Vox

Altos ejecutivos del IBEX le han pedido que repita la actuación del PSOE que permitió la investidura de Rajoy dejando fuera a Podemos

Susana Díaz.
photo_cameraSusana Díaz.

Susana Díaz ha recibido un contundente mensaje del mundo económico en las últimas horas. Un escenario que trastoca los planes que había trazado para mantenerse al frente de la Junta. Los grandes empresarios con los que ha contactado tras las elecciones del 2-D le han pedido que facilite un Gobierno del PP y Ciudadanos dejando fuera a Vox.

La fragmentación del espacio político en España ha registrado otra vuelta de tuerca con las elecciones andaluzas. Han dejado un Parlamento fragmentado en cinco partidos que se mueven en un estrecho rango de 12 a 33 diputados.

La polarización política provocada por la moción de censura, el proceso independentista y la cercanía de las elecciones de mayo (europeas, autonómicas y municipales, y quizá también generales) complican en extremo las alianzas. Y este es un escenario de inestabilidad que preocupa enormemente a los empresarios.

Díaz activa el plan de supervivencia

Pese a la ofensiva de Ferraz y los críticos del PSOE andaluz, la todavía presidenta de la Junta descarta, “absolutamente”, presentar su renuncia ante Pedro Sánchez. Es consciente del batacazo electoral, pero considera que se ha ganado el derecho a continuar al frente del PSOE andaluz y a ser ella la que intente la investidura.

De hecho, Susana Díaz ha puesto en marcha una estrategia de “supervivencia política y de desgaste de las derechas”, tal y como lo definen desde su equipo. Pretende retener la Junta de Andalucía todo el tiempo posible, sin renunciar a intentar formar gobierno o a la repetición de las elecciones.

Contactos con grandes empresarios

Como parte de esta ofensiva, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los contactos, la líder andaluza ha echado mano estos días del apoyo de grandes empresarios, que se ha ido ganando en los últimos años, para intentar mantenerse al frente del Ejecutivo andaluz.

Primero, con el apoyo expreso de José Luis Rodríguez Zapatero. El ex presidente del Gobierno ha hecho de cicerone en algunos casos y le ha preparado contactos con altos directivos de empresas de la capital.

Pero ella misma ha ido tejiendo una tupida red de contactos con empresarios y banqueros, a los que siempre ha causado una buena impresión.

En esta ‘foto’ salen todos los grandes: César Alierta, de Telefónica, e Isidro Fainé, de La Caixa, se han visto en privado varias veces con ella. La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, eligió a la líder andaluza para su primera foto oficial tras relevar a su padre al frente de la entidad. También se ha dejado fotografiar con Francisco González, presidente de BBVA.

No ha encontrado el apoyo del IBEX

Según las fuentes consultadas por ECD, Susana Díaz no ha encontrado esta vez la complicidad de los grandes empresarios al llamamiento que ha lanzado para formar un frente constitucionalista que frene a la “extrema derecha” en Andalucía, en alusión a Vox.

Consideran que la presidenta de la Junta debe dar un paso atrás. Ese es el mensaje –argumentan- que le han enviado los andaluces. “La gente ha pedido cambio y eso no puede pasar por un nuevo Gobierno del PSOE apoyado por Ciudadanos, con ella o sin ella”, explica un alto ejecutivo del IBEX.

Pero coinciden con Susana Díaz en la necesidad de frenar el avance de Vox. El problema es que la combinación de PP y Ciudadanos tampoco suma y, lo que es más importante, no alcanza la suma del pacto de izquierdas.

Los 47 diputados de las dos formaciones están por detrás de los 50 de Podemos más PSOE. Juanma Moreno necesita en ese caso un apoyo explícito de Vox. Un escenario que rechazan la mayoría de las grandes empresas del IBEX.

Frenar a Vox con la abstención del PSOE

Por ello, según ha podido confirmar ECD por fuentes de varias compañías, altos ejecutivos de grandes empresas y patronales se han puesto en contacto con el equipo de la líder andaluza. Algunos de ellos han hablado directamente con Susana Díaz.

El mensaje que le han trasladado es que el PSOE debería abstenerse para que PP y Ciudadanos puedan gobernar dejando fuera al partido de Santiago Abascal.

Defendió la investidura de Rajoy contra Podemos

Algunos de estos interlocutores han recordado estos días a Díaz que ella misma defendió en 2016 la abstención del PSOE para permitir la investidura de Rajoy en el Congreso de los Diputados.

En aquel momento, el IBEX también se movilizó a favor de que los socialistas facilitaran el Gobierno del PP y se situaran como principal partido de la oposición, en modo tal que ese liderazgo no lo ocupase Podemos.

En caso contrario, pronosticaban, se contribuiría de nuevo al crecimiento del partido de Pablo Iglesias, después de que quedara debilitado en las urnas el 26-J. Una circunstancia que, se les insistió entonces, perjudicaba también las expectativas electorales del PSOE.

El objetivo es evitar una repetición de elecciones

Ahora, la opinión que comparten los principales ejecutivos andaluces y del resto del país es que hay que formar un Gobierno estable cuanto antes y que “no ponga palos en las ruedas de una recuperación incipiente”. Pero sobre todo, el fin es evitar unas nuevas elecciones.

“No podemos tener a la comunidad más poblada de España paralizada seis meses, porque luego en mayo vienen las municipales y autonómicas, y quién sabe si también antes o después las generales... España necesita certidumbre y estabilidad para seguir adelante con las reformas y no frenar la recuperación económica ”, defienden desde la cúpula de un gran banco.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo