Dinero

Se pagará realmente lo que se consuma

16 millones de hogares no podrán empezar a ahorrar en luz a partir de julio

Advertencia de las eléctricas: solo 12 millones van a tener instalados los contadores inteligentes que permitirán la facturación por minutos desde este verano

Instalación de un contador de la luz inteligente.
photo_cameraInstalación de un contador de la luz inteligente.

Habrá que esperar todavía tres meses para disfrutar de la principal ventaja de la facturación horaria, que marcará costes diferentes de la luz a una hora y a otra. Pero no todos los consumidores se podrán beneficiar de esta medida a partir del próximo 1 de julio, la fecha prevista para que entre vigor.

Con esta nueva fórmula, los usuarios podrán pagar lo que realmente consumen cuando se implante de forma efectiva el sistema informático que unifique la gestión de los datos.

Pero esta ventaja no llegará a todos los hogares dentro de tres meses, a partir del 1 de julio. Es la fecha en la que está prevista su puesta en marcha después de dos retrasos ya: el primero fue en enero y luego a principios de este mes de abril.

Solo se podrán acoger los usuarios que ya dispongan en sus viviendas de contadores digitales (que registran el consumo real a lo largo del día). El resto seguirá como hasta ahora: pagando una media.

Solo llegará a 12 millones de hogares

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del sector eléctrico, en España habrá más de 12 millones de hogares con aparatos inteligentes el próximo mes de julio, pero otros 16 millones de viviendas no tendrán instalada esta tecnología hasta 2018.

En España, el total de puntos de suministro asciende a 27,7 millones. De esa cifra, 26 millones tienen menos de 10 kilovatios de potencia contratada, lo que les da derecho a un precio regulado: el PVPC. El resto, que son los grandes consumidores de energía con potencias superiores a 10 kW, no tienen derecho al precio regulado.

Las ventajas de la facturación horaria

Según las fuentes consultadas, la facturación horaria se realizará en función del consumo realizado en cada minuto del día y del precio que marque en ese momento el mercado mayorista de electricidad.

Por tanto, la principal ventaja para el consumidor es que podrá decidir, por ejemplo, poner la lavadora o el horno en horas más baratas (de noche, fundamentalmente).

El precio de mercado es la referencia ya desde el pasado verano, pero ahora se aplica una media del período de facturación.

Moratoria de tres meses para la implantación

El Gobierno dará una moratoria de uno o dos meses para la implantación de este nuevo sistema, una vez que Industria publique en las próximas semanas la normativa para llevar a cabo esta facturación.

Las eléctricas con las que ha contactado ECD reconocen que todavía deben perfeccionar el sistema informático principal y único que gestionará todos los datos de consumo de las distintas empresas -que, a su vez, cuentan con sus propias aplicaciones-.

En las compañías admiten además que se trata de una misión de extrema complejidad técnica, dado que no se pueden permitir fallo alguno. Un error mínimo podría dar lugar a facturaciones equivocadas y, por consiguiente, a un aluvión de reclamaciones por parte de los clientes.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes