Dinero

Ha sido clave su amistad con el alcalde de Bilbao

Un ministro irrumpe por sorpresa en la negociación de los Presupuestos: Íñigo de la Serna

Fomento ha facilitado el acuerdo con el PNV tras presentar un calendario que establece plazos para corregir los retrasos y más inversión para el AVE al País Vasco

Íñigo de la Serna, ministro de Fomento.
photo_cameraÍñigo de la Serna, ministro de Fomento.

El PNV ha ayudado al Gobierno a superar el primer trámite de los Presupuestos de 2018 rechazando las seis enmiendas a la totalidad presentadas al proyecto del ley. Como se ha destacado, el PP ha asumido diversas peticiones de los nacionalistas vascos, como una subida generalizada de las pensiones. Pero ha habido otras contrapartidas importantes.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las conversaciones, el Gobierno ha puesto también encima de la mesa otros compromisos presupuestarios clave que han contribuido a facilitar el acuerdo con el PNV.

Los negociadores clave por parte del Gobierno central, en un segundo nivel más técnico, han sido el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, y el secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal.

En nombre de los vascos, el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, durante muchos años diputado, y el máximo dirigente del Euskadi Buru Batzar, Andoni Ortuzar.

Plazos y más inversión para la ‘vasca’

En materia de infraestructuras, la ausencia de Presupuestos no debía afectar al grueso de la alta velocidad vasca, el gran proyecto de Euskadi de cara al futuro.

La planificación y concreción de las obras se acordó en el pacto presupuestario PNV-PP del pasado año, donde se recogían compromisos económicos plurianuales para avanzar en la construcción de la denominada ‘Y vasca’, prevista para 2023.

A cambio de su apoyo a las cuentas de 2017, el PNV arrancó al Gobierno 3.300 millones de euros en inversiones ferroviarias hasta 2023 con un calendario que establece plazos e inversiones detalladas.

Pero el lehendakari Urkullu pretendía ahora dar un impulso al Tren de Alta Velocidad (TAV) en el País Vasco con el acuerdo con el PP para cerrar los Presupuestos de 2018. Ha insistido que la llamada ‘Y vasca’ se encuentra en una ejecución del 17% de lo presupuestado: solo 43 de los 250 milloneshan sido ejecutados y certificados.

Corregir los retrasos acumulados en el proyecto

Además, la prórroga presupuestaria amenaza con retrasos en las inversiones y con provocar un impacto directo en los proyectos de entrada de la alta velocidad a las tres capitales, como es el caso del soterramiento de Bilbao.

Se encuentra todavía expensas de consignación presupuestaria tras el reciente acuerdo firmado entre los gobiernos central y vasco y el ayuntamiento bilbaíno para la solución técnica definitiva a la llegada del tren a la capital.

Fomento ha confirmado al Ayuntamiento de Bilbao que tiene previsto realizar el estudio informativo del proyecto para someterlo a exposición pública antes de que finalice este año.

En este punto, aseguran, ha sido clave la relación que mantiene De la Serna con el alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto (PNV). Una amistad que viene de su etapa como regidor de Santander antes de ser nombrado ministro en noviembre de 2016.

Separar los Presupuestos de las transferencias

El objetivo del lehendakari, en todo caso, es “separar” la negociación sobre las competencias y el acercamiento de presos de las propias conversaciones sobre Presupuestos.

En primer lugar, porque si no hay acuerdo sobre lo primero no lo habrá sobre lo segundo. Y después, porque se tiene presente que Moncloa podría tener problemas con Ciudadanos si se vincula el apoyo del PNV a los Presupuestos al “reagrupamiento” de los etarras en cárceles de Euskadi y a la cesión de las competencias de Seguridad Social.

Soraya-Erkoreka negocian la “agenda vasca”

Tal y cómo se ha contado en ECD, esta negociación “aún no ha comenzado” y precisa de unos pasos previos por parte de Moncloa que han de ser confirmados, advierten desde el Gobierno Vasco. Para ello, sólo hay una única interlocutora posibleSoraya Sáenz de Santamaría.

La vicepresidenta del Gobierno, explican, es la que “mejor conoce” la “agenda vasca”. Entre otras cosas, porque tiene en su despacho del Ministerio de Presidencia un elaborado dossier, con todas las reivindicaciones de Euskadi, que fue remitido por Josu Erkoreka el pasado mes de septiembre.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo