Dinero

Moncloa se reserva el anuncio del mayor número de plazas de funcionarios tras la crisis

Pedro Sánchez desplaza a la ministra Meritxell Batet: quiere protagonizar el mensaje de que ha puesto fin a los años de recortes del PP en la Administración

Meritxell Batet.
photo_cameraMeritxell Batet.

La ministra Meritxell Batet había anunciado que el Gobierno tenía previsto llevar la nueva oferta de empleo público al Consejo de Ministros del pasado viernes. Pero dejó después la puerta abierta a que fuera aprobada en la última reunión del mes de julio, el próximo día 27. Pedro Sánchez quiere reservarse ese mediático anuncio.

El motivo es que la Administración central volverá a crear empleo por primera vez en ocho años. Desde 2010, cuando comenzaron los recortes, su plantilla no subía, como sí lo hará este año, según el acuerdo alcanzado este lunes entre Gobierno y sindicatos.

Según este pacto, el Estado convocará cerca de 20.000 plazas de empleo público. Con el texto firmado, además, se abre la puerta a que los funcionarios vuelvan a cobrar el 100% del sueldo cuando estén de baja.

Pedro Sánchez se reserva el anuncio

En este contexto de buenas noticias, Presidencia asume el mando, por delante de Función Pública, de las medidas que están pendientes para conseguir reconciliar completamente al Gobierno con los funcionarios en lo que queda de legislatura.

De esta manera, el propio Pedro Sánchez tratará de rentabilizar políticamente la mayoría de los asuntos que afecten a este numeroso colectivo. El primero de ellos, la mayor convocatoria de empleo público en los últimos ocho años.

“Asunto tremendamente delicado que exige comunicaciones al más alto nivel”. Esta es la consigna, según ha sabido Confidencial Digital, que han recibido altos cargos del departamento de Meritxell Batet sobre las medidas que todavía están pendientes antes de acabar el mandato de Sánchez para compensar los sacrificios exigidos a los empleados públicos durante la crisis.

Persigue que tenga un efecto electoral

En Moncloa no pasan por alto que se trata de un colectivo de gran impacto electoral, dado que suma casi tres millones de votos. Cada uno de los pasos que se vayan dando, por tanto, deberán contar con el visto bueno del equipo de máxima confianza de Pedro Sánchez.

Los sindicatos, como la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), han venido reclamando que las decisiones del Gobierno para compensar a los funcionarios tengan continuidad y que, por ejemplo, se recupere la estructura salarial previa a 2010, cuando se produjo la primera rebaja de retribuciones con el Ejecutivo de Zapatero.

Recuperar derechos perdidos por la crisis

El presidente destacará, en la presentación de todos los detalles de la nueva oferta de empleo público que, “después de años de recortes del PP se volverá a crearse empleo neto”.

Según las fuentes consultadas por ECD, el objetivo es lanzar el mensaje de que “este Gobierno ha devuelto a los funcionarios todos los derechos perdidos durante la crisis bajo el Gobierno de Mariano Rajoy.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?