Dinero

Tres motivos por los que Europa desconfía de cómo repartirá Sánchez las ayudas para la reconstrucción

1) La presencia de un “comunista” en el comité de gestión. 2) La exclusión de Nadia Calviño. 3) Se encarga de la supervisión un organismo dependiente del Gobierno

Pedro Sánchez aplaude junto a sus ministros.
photo_camera Pedro Sánchez aplaude junto a sus ministros.

Europa no se fía del dominio absoluto que va a ejercer Pedro Sánchez sobre el dinero que España recibirá de los fondos de la UE para la reconstrucción. El Gobierno se ha dotado por decreto de un sistema de gestión que refuerza su control político sobre el reparto de todas las ayudas europeas y sin supervisión de organismos independientes.

Se trata del llamado Real Decreto-ley de medidas urgentes para la modernización de la Administración Pública y para la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que otorga nuevos poderes al Consejo de Ministros para decidir materias clave como qué proyectos son de interés estratégico para el país y la aprobación de consorcios con empresas sin que sea ya necesaria una ley específica.

Hay que destacar que será el Gobierno quien pueda dar luz verde directa a estos consorcios con el sector privado “en lugar de requerir de una autorización legal”. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, aseguró al presentar el decreto que hay “una armonía perfecta” entre el plan del Gobierno y lo que espera Bruselas.

Han surgido las primeras dudas en Bruselas

En cambio, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes bien situadas en Bruselas, altos cargos de la Comisión Europea han comenzado a transmitir en privado las dudas que han surgido por el control absoluto de Pedro Sánchez sobre el dinero procedente de la UE.

Inquieta por ejemplo la presencia de un “comunista” en el comité de gestión que decidirá el reparto de las ayudas, que se haya excluido a la vicepresidenta Nadia Calviño (en quien se confiaba para aportar rigor y objetividad al destino de los fondos) pero también que un organismo dependiente del Gobierno se encargue de la fiscalización.

Europa tampoco entiende que, tras cambiar el modelo de gestión de los fondos europeos por decreto y de forma indefinida, es decir más allá de la actual legislatura, Moncloa no haya promovido ningún intento de consenso previo con el principal partido de la oposición.

La presencia de un “comunista” en la gestión

La “Comisión para la Recuperación, Transformación y Resiliencia” será el órgano superior de gestión de los fondos europeos y será presidida por Sánchez, que prevé ahora asistir a todas las reuniones, lo que suponen un cambio con respecto a la idea inicial en la que no contaba con la inclusión del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias.

Además, una de las novedades es la entrada en la comisión del secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, número dos de Iglesias. Una circunstancia que inquieta en Bruselas porque, pese a que Sánchez haya otorgado nuevos poderes al Consejo de Ministros, Iglesias tendrá influencia directa en la comisión.

La exclusión de la vicepresidenta Nadia Calviño

Altos cargos comunitarios admiten a ECD que tampoco se ha pasado por alto que Sánchez ha relegado a la vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, en la gestión de los fondos al tener que incluir a Iglesias en la comisión.

Advertisement

El vídeo del día

La pandemia de coronavirus suma
cerca de 630.000 casos a
nivel mundial.

Hasta ahora, la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital iba a ser la encargada de presidir el comité de gestión cuando no asistiera Pedro Sánchez.

También el decreto inicial establecía que esta nueva comisión para los fondos de la UE estaría vinculada a la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, que preside Calviño.

Una supervisión realizada por el Gobierno

Por si fuera poco, la Comisión Europea ha recomendado que organismos independientes como puede ser en España la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) participe e incluso tenga que validar el diseño del Plan de Recuperación para obtener los fondos, pero el Gobierno los ha dejado fuera.

Ha decidido una estructura en la que sólo participan el Consejo de Ministros, un comité técnico dirigido por el Ministerio de Hacienda y una unidad de seguimiento bajo responsabilidad del director de la Oficina Económica de Moncloa, Manuel de la Rocha.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha asegurado que habrá “un control rigurosísimo” y puso como ejemplo que ejercerá una labor de auditoría la Intervención General del Estado dependiente de ella misma.

La presidencia alemana de la UE quiere que la Comisión Europea tenga acceso de control directo a todos los beneficiarios finales de los fondos en los estados miembros, según el reglamento que ha conseguido llevar adelante en el Parlamento Europeo.

También establece que para que los estados miembros puedan tener acceso a los fondos deberá presentar un plan de recuperación que respete las Recomendaciones Específicas de la UE, que, en el caso de España, incluyen reformas en el mercado laboral, del sistema de pensiones o de control del déficit.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?