Dinero

Nadia Calviño logró la presidencia del BERD para que Pedro Sánchez le mantenga como ministra

Los movimientos de Borrell hacia la Comisión Europea y de Montero hacia la vicepresidencia del Gobierno le empujaron a gestionar personalmente el puesto en el banco europeo

Pedro Sánchez y la ministra de Economía, Nadia Calviño.
photo_cameraPedro Sánchez y la ministra de Economía, Nadia Calviño.

Tras las elecciones generales, y a la espera de que se negocie una mayoría suficiente que permita a Pedro Sánchez ser investido presidente, los actuales ministros en funciones están a la espera de saber cuál será su destino. Se da por hecho que muchos repetirán, pero otros han comenzado a moverse para no quedarse fuera del nuevo Gobierno.

Según reconocen a Confidencial Digital dirigentes nacionales del PSOE, en Moncloa y en Ferraz se da por hecha la salida de algunos integrantes del actual Ejecutivo, además de la del candidato socialista a las europeas Josep Borrell.

Para empezar, dos de las ministras con más peso en el Gobierno, y muy próximas a Sánchez, podrían abandonar el Gabinete. Se trata de Carmen Calvo y de Margarita Robles, vicepresidenta y ministra de Defensa, respectivamente. 

Otra ministra cuyo futuro resulta incierto es Dolores Delgado, aunque la titular de Justicia ha iniciado una campaña personal dirigida a convencer a Sánchez de que le conviene que repita al frente del departamento.

La candidatura de Borrell moviliza a Calviño

Dolores Delgado no es el único miembro del Gobierno que ha comenzado a movilizarse. Según ha podido saber Confidencial Digital, por fuentes próximas a la ministra de Economía, Nadia Calviño ha transmitido a su entorno que desea seguir al frente de la cartera para “impulsar la Agenda del Cambio”, un conjunto integral de medidas para avanzar hacia un crecimiento saludable, sostenible e inclusivo.

Calviño se ha puesto en marcha tras conocer la confirmación, por parte de Pedro Sánchez, de la candidatura de Josep Borrell a la Comisión Europea

La ministra de Economía, que en principio aceptó entrar en el Gobierno como trampolín para ser comisaria de la UE, ha visto cómo el candidato del presidente para ese puesto es Borrell.

Por si esto fuera poco, Nadia Calviño también ha tenido en cuenta que ahora también juega en su contra un posible ascenso de María Jesús Montero, actual ministra de Hacienda, a una vicepresidencia económica, lo que implicaría un incremento de sus atribuciones en detrimento del titular de Economía.

Ha gestionado el nombramiento para el BERD

Por todo ello, según las fuentes del Gobierno consultadas por ECD, la ministra de Economía ha realizado “intensas gestiones” personales para que España accediera a la Junta de Gobernadores del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD).

La designación de la propia Calviño como su nueva presidenta acaba de hacerse oficial esta semana. 

No se pasa por alto que el nombramiento está vinculado al cargo: es decir, es necesario dirigir al mismo tiempo el ministerio de Economía de España, por lo que, si Calviño no repitiera al frente de esta cartera, otra persona se haría con el puesto.

Calviño (o su sucesor) ocupará la presidencia durante un año, y sustituye en el cargo al vicepresidente de la Comisión Europea Jyrki Katainen.

Defenderá su gestión y su nexo con Bruselas

En el entorno de la ministra, además, destacan que los datos económicos durante estos meses avalan su gestión. Citan como ejemplo las buenas cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre, que muestran que España está resistiendo mucho mejor que Europa el ‘frenazo’ de la actividad, lo que respaldaría su continuidad.

Calviño es, recuerdan también, el nexo con Bruselas que tiene Pedro Sánchez. Y los próximos meses serán muy intensos en las relaciones con la Comisión Europea. España acaba de enviar a la UE el Programa de Estabilidad y el Programa Nacional de Reformas. Y su reacción no ha sido muy positiva: Europa cuestiona las cifras de déficit, deuda y empleo.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes