Dinero

Compran suelo, pisos y parques solares

El negocio inmobiliario y las renovables se venden a precios de saldo por el riesgo de Podemos

Fondos buitre reactivan las compras tras el 24-M pero exigen ahora descuentos del 40%

Manuela Carmena, a la entrada de la sede de Bankia en Madrid.
photo_camera Manuela Carmena, a la entrada de la sede de Bankia en Madrid.

España se vende barata por el riesgo político que representa para los inversores extranjeros la irrupción de Podemos en las instituciones. Los fondos buitre exigen descuentos del 40%. Firmas como Blackstone, Apollo, Cerberus... han reactivado las operaciones inmobiliarias dos semanas después del 24-M a precios de saldo.


Tal y cómo se contó en ECD, la paralización de decisiones de inversión, sobre todo en el sector inmobiliario, fueron numerosoas desde que se conoció el pasado 24 de mayo la irrupción de Podemos en los ayuntamientos de Madrid y Barcelona. Algunas de estas operaciones estaban a punto de cerrarse.

Se reactivan operaciones con descuentos

Ahora, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes en contacto con grandes fondos de inversión internacionales, la venta de activos de suelo se está reactivando en las últimas semanas porque se exigen menores precios por riesgo político.

Los grandes inversores extranjeros están aprovechando esta oportunidad para hacer negocio y presionar hacia abajo los precios. La incertidumbre política es una variable que están comenzando a incluir en sus nuevas ofertas en forma de descuento.

El panorama político vislumbra, por tanto, importes inferiores a los previstos para los vendedores por una menor concurrencia de ofertas, debido a que muchos inversores han decidido echar el freno hasta conocer las primeras medidas de los nuevos Gobiernos municipales y autonómicos, y también a unas propuestas económicas más baratas de compra de aquellos que continúan adelante con las operaciones.

Sector inmobiliario... y ahora renovables

Los fondos han consolidado su posición como nuevos actores del sector inmobiliario. De hecho, los conocidos como fondos buitres controlan una cartera de activos de más de 278.000 millones entre solares, inmuebles y crédito hipotecario y promotor.

Pero también en el sector de las renovables. Algunos fondos creen que en este campo pueden surgir oportunidades como en el negocio inmobiliario. Para ello, esperan que los bancos asuman pérdidas en su deuda con promotores de plantas solares. En sus ofertas reflejan la posibilidad de que la legislación vuelva a cambiar en el futuro,

Muchos de los inversores que promovieron plantas solares antes de la reforma han denunciado al Gobierno español ante organismos internacionales para intentar recuperar su dinero, y descartan volver a invertir por la "inseguridad jurídica" que aprecian en España. Un cambio de Ejecutivo tras las elecciones de final de año reabriría ese temor.

 

Zelenski pide a la ONU definir "Estado terrorista" tras el ataque ruso en Kremenchuk

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable