Dinero

Oleada de reclamaciones de parejas que trabajan en la misma empresa para exigir la conciliación en el mismo horario

Una sentencia del Juzgado de lo Social de Santa Cruz de Tenerife ha obligado a cambiar el turno de una empleada para que el padre y la madre puedan cuidar a la vez de su hija

Un padre lleva a su hija al colegio.
photo_cameraUn padre lleva a su hija al colegio.

Hace unos días, se conoció una importante victoria judicial en materia de igualdad y de corresponsabilidad con una sentencia que permite que una pareja coincida en sus turnos laborales de mañana para cuidar juntos de su bebé por las tardes. Prevalece el derecho de los hijos a disfrutar a la vez de sus dos progenitores.

Así, el Juzgado de lo Social número 1 de Santa Cruz de Tenerife reconoció a una empleada de Leroy Merlín su derecho a trabajar por las mañanas, como reclamaba, y desestimó el criterio de la empresa, que pretendía imponerle una jornada “espejo”, es decir, que cuando uno trabajaba por la mañana, la otra debería trabajar por la tarde y a la inversa.

La sentencia, de esta manera, ha reconocido a la empleada su derecho a trabajar en turno de mañana, lo que supone que pueda compartir responsabilidades con su pareja (que alterna semanalmente turnos de mañana y tarde) dos semanas al mes.

El nuevo horario, según la jueza, no provocará ningún perjuicio ni problemas de organización en Leroy Merlín ya que no falta personal para cubrir las tardes.

El abogado de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), Cristo Llurda, quien asumió la defensa de la empleada, destacó que la sentencia da un nuevo giro a la llamada ‘jornada a la carta’ (adaptación de la jornada para la conciliación de la vida familiar que contempla el Estatuto de los Trabajadores), ya que por primera vez se relaciona el horario del padre al de la madre en el propio fallo judicial.

Oleada de reclamaciones de parejas

La sentencia es firme y no cabe recurso. Una circunstancia que, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes de varios despachos laborales, ha provocado una “oleada de reclamaciones” de parejas que trabajan en la misma empresa para exigir la conciliación en el mismo horario y poder pasar tiempo juntos con sus hijos.

Los expertos insisten a sus clientes en que siempre que la capacidad organizativa de la empresa lo permita, “debe primar el derecho a conciliar la vida familiar sobre la obligación de cumplir un horario de trabajo decidido unilateralmente por la empresa”.

Las que más reclaman son las madres

Explican también que la mayoría de las reclamaciones son de madres, que solicitan su derecho a conciliar sus vidas laborales y familiares.

Se ponen en marcha después de intentar negociar con la empresa un horario que les permita estar con sus hijos y a la vez compartir tiempo con su pareja, que es también empleado de la misma compañía, sin mediar una propuesta que contemple que la familia pueda estar junta en algún momento. 

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable