Dinero

El Gobierno de Rajoy está preocupado

Las opciones de Luis de Guindos al BCE corren grave peligro por el candidato de Irlanda

Philip Lane es gobernador del banco nacional, tiene el apoyo de todos los partidos y el país puede argumentar que nunca ha estado representado en el consejo ejecutivo del supervisor

El presidente del BCE, Mario Draghi, y el ministro de Economía, Luis de Guindos.
photo_cameraEl presidente del BCE, Mario Draghi, y el ministro de Economía, Luis de Guindos.

El Gobierno admite que España tiene enfrente un “competidor potente” para la vicepresidencia del Banco Central Europeo a la que aspira Luis de Guindos, quien no ha oficializado todavía su candidatura. España tiene plazo para presentar candidato hasta esta semana, pero el rival irlandés que ha tomado posiciones ‘asusta’ en Moncloa.

Philip Lane ocupa desde 2015 la presidencia del Banco de Irlanda, por lo que ha formado parte desde entonces del Consejo de Gobierno del BCE. Desde el año pasado, además, el economista irlandés es presidente del grupo de trabajo de Alto Nivel del Consejo Europeo de Riesgo Sistémico (ESRB por su siga en inglés).

Philip Lane es gobernador del Banco de Irlanda

Fuentes del Gobierno a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital no olvidan que el candidato de Irlanda es gobernador de un banco central y no procede directamente de la política, algo que, reconocen, “saca puntos a la candidatura del ministro español”. El puesto de Lane le permite conocer el funcionamiento interno de un supervisor.

Recuerdan también que la elección de José Manuel González Páramo se logró, en parte, por su posición anterior como consejero del Banco de España. Había accedido a la Comisión Ejecutiva del organismo en 1998, un cargo que también había ocupado Domingo Solans con anterioridad, a quien tomó el relevo en 2004 en el BCE.

Gobierno y oposición juntos en un proyecto de país

Philip Lane cuenta con el apoyo unánime de todos los partidos en Irlanda. El ministro de Economía, Paschal Donohoe, presenta la candidatura como un proyecto y una apuesta de país.

En la cúpula económica del Ejecutivo destacan a ECD que Zapatero y su futuro ministro de Economía, Pedro Solbes, brindaron su apoyo entonces a Páramo que había sido propuesto por el anterior Gobierno del José María Aznar. España puso toda la carne en el asador para el prestigio de la presencia en un organismo importante.

Un escenario de acuerdo y consenso que, temen en Moncloa, no van a encontrar ahora con De Guindos en el PSOE de Pedro Sánchez. La secretaria de Igualdad, Carmen Calvo, acaba de avisar de que “sólo espera que el candidato represente lo mejor posible al país, algo que no ocurrió con la elección del ex ministro del PP Rodrigo Rato para dirigir el FMI”, una institución que abandonó antes de que concluyera su mandato.

Nunca ha habido ningún irlandés en el comité ejecutivo

En el entorno de Luis de Guindos no se cree que la candidatura del ministro de Economía irlandés, Pascal Donohoe, tenga excesivo recorrido por el menor peso de ese país en el panorama europeo y porque España presenta un déficit de cargos europeos.

De hecho, España invoca a su favor la infrarrepresentación que soporta en las instituciones comunitarias. Considera que no es acorde con el peso económico (cuarta potencia de la zona euro y quinta de la UE) y demográfico del país (el quinto más poblado).

Sin embargo, en otros sectores del Gobierno no se oculta en privado a ECD la “enorme preocupación” porque Lane se haya granjeado “una gran fama a nivel europeo por su gestión del post-rescate de Irlanda” y pertenece a un país pequeño que nunca ha tenido representación en el BCE.

Comentarios
Gratis
Quiero estar informado con el Boletín Diario en mi correo