Dinero

Pagar en negro las horas extra, el truco empresarial frente a la obligación de fichar en el trabajo

Compañías de hostelería y comercio proponen a los empleados registrar la jornada con el horario que consta en el contrato para evitar pagar más a la Seguridad Social

Oficina.
photo_cameraOficina.

Las empresas maniobran para ahorrar el coste a la Seguridad Social del pago de las horas extra frente a la nueva obligación de registrar la jornada de los trabajadores. El truco, especialmente en la hostelería y el comercio, está siendo anotar la jornada con el horario que consta en el contrato y ofrecer al empleado pagarle el resto en negro.

Las compañías tendrán que registrar diariamente la jornada de sus trabajadores a partir del 12 de mayo, fecha en la que entrará en vigor la modificación del Estatuto de los Trabajadores referida al registro de jornada que aprobó el Gobierno de Pedro Sánchez en el Consejo de Ministros del pasado 8 de marzo.

En concreto, el Real Decreto-ley de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo obliga a las empresas a realizar un registro diario del horario de sus trabajadores. Deberá incluir el inicio y finalización de la jornada, sin perjuicio de la flexibilidad horaria.

Este registro se organizará y documentará mediante la negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, por decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores.

La empresa estará obligada a conservar los registros de jornada de sus trabajadores durante cuatro años y deberán permanecer a disposición de los trabajadores, sindicatos y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social.

Pagar en dinero negro las horas extra

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las ofertas, algunas empresas de hostelería y del sector del comercio están proponiendo a sus trabajadores pagarles las horas extraordinarias en dinero negro.

Así, el empresario registra la jornada laboral del empleado con las horas que constan oficialmente en el contrato y evita así pagar más a la Seguridad Social, mientras que el trabajador sí cobra por todas las horas que realiza en su puesto.

Hostelería y comercio, en el punto de mira

Cada semana de 2018 se realizaron 6,4 millones de horas extraordinarias en España. Y casi la mitad de estas horas extra (el 48%) no se abonan, por lo que tampoco cotizan por ellas a la Seguridad Social, con la consiguiente pérdida para el poder adquisitivo de los trabajadores y merma de las arcas públicas.

Según la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2018, más de un 26% de las horas extra no pagadas se realizaron en el comercio y la hostelería, sectores que se caracterizan por sus bajos sueldos.

Además, muchas de estas horas suponen un fraude en los contratos a tiempo parcial, que en la práctica suponen jornadas completas mientras se cobra la mitad de dinero.

“Resulta por ello necesario y urgente proceder a esta reforma normativa para poder dotar de mayor efectividad la labor de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social”, justificó en su día el Gobierno en su decreto.

Pulse o haga clic para ver más noticias.

 

 
Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes