Dinero

La patronal de supermercados acusa a Mercasa de no vigilar el hundimiento de los precios agrícolas

La empresa pública tiene una labor de control para actuar en caso de que se incrementen los costes para los productores

Agricultores bloquean una carretera con sus tractores.
photo_cameraAgricultores bloquean una carretera con sus tractores.

Los supermercados acusan a la empresa pública Mercasa de “mirar para otro lado” en el control de los precios agrícolas. Es la respuesta a la acusación que se lanzó, principalmente desde el propio Gobierno, de que el sector de la distribución es el responsable de los bajos precios que se pagan en el campo.

Hay que recordar que Pedro Sánchez señaló públicamente a los supermercados y les pidió autocrítica. En cambio, directivos del sector de la distribución señalan a la pública Mercasa por la responsabilidad que tiene en la formación de precios en el conjunto de la cadena alimentaria.

Asedas es la patronal de la que forman parte cadenas como Mercadona, Dia o Covirán. Anged representa a otras grandes firmas del sector como Carrefour o El Corte Inglés.

Así, según explican a Confidencial Digital altos ejecutivos de algunas compañías que pertenecen a las principales patronales de la distribución, Mercasa tiene entre sus cometidos una labor de vigilancia y control de los precios agrícolas.

Le recuerdan que debe observar cuál es la oferta en cada momento y cómo están evolucionando los precios para poder tomar, en un momento determinado, las medidas necesarias para atajar las crisis de rentabilidad, como el que denuncian en este momento los agricultores.

Se reactiva el Observatorio de Precios

En esta acusación de los grandes distribuidores se enmarca la decisión que anunció hace unos días el Ministerio de Agricultura de reactivar el Observatorio de la Cadena Alimentaria, que lleva siete años sin publicar de manera constante informes, para impulsar un reparto “justo” del valor.

Actualizará los estudios del Observatorio de la Cadena Alimentaria, especialmente del aceite de oliva y las frutas y hortalizas, que son los sectores en los que la crisis es más aguda en este momento, para conocer exactamente con qué márgenes funciona cada una de las partes y hacer más transparente el proceso de formación de los precios.

Aunque el ministro de Agricultura, Luis Planas, está intentando transmitir tranquilidad, las principales organizaciones agrarias del país (Asaja, COAG y UPA) mantienen las movilizaciones en distintos puntos del país para protestar contra los bajos precios agrícolas.

Por el momento, Planas ha respondido con una ronda de contactos con los distintos agentes del sector y promesas para reformar la Ley de la cadena alimentaria.

El Estado influye en el control de precios

Tal y cómo ha destacado esta semana El Economista, Mercasa, controlada por la Sepi y el Ministerio de Agricultura, canaliza más del 65% de la compraventa de todas las frutas y hortalizas que se consumen en España.

Frente al poder que ostenta la empresa pública en la comercialización de los productos agrícolas, los supermercados y las grandes superficies apenas venden el 7% de la fruta, verdura y hortaliza que se produce en el país, acabando la gran mayoría en los mercados internacionales.

Fuentes de Mercasa recuerdan a ECD que la actividad comercial en la Red de Mercas genera una media de 100.000 transacciones comerciales cada día, dentro de un modelo en el que múltiples empresas operando en la Red de Mercas garantizan a los agricultores unos mercados de transparencia y competencia, con múltiples empresas de diferente dimensión y especialización, evitando así posiciones de dominio.

Las 3.000 empresas y grupos especializados de distribución mayorista ubicadas en la Red de Mercas operan en un marco de competencia, transparencia de mercado, seguridad en las relaciones contractuales y formación de precios, para atender a un amplio colectivo de empresas detallistas en todos los formatos: más de 100.000 comercios especializados en toda España (en su mayoría agrupados en Mercados Municipales), así como a las cadenas de supermercados regionales y nacionales, que en mayor o menor medida también se abastecen del colectivo de empresas que operan desde la Red de Mercas; además de empresas de hostelería, restauración y consumo institucional.

Mercasa y la Red de Mercas se limitan a gestionar los espacios y los servicios necesarios para que los mercados y las empresas comerciales mayoristas y minoristas, así como la restauración, puedan realizar las transacciones comerciales con eficiencia, transparencia, seguridad y sostenibilidad.

En cuanto a la formación de precios a lo largo de la cadena de valor de los alimentos frescos, ni Mercasa ni ninguna de las 23 Mercas que funcionan en España operan de forma alguna en los mercados, ni vendiendo ni comprando productos, ni participando en la formación de precios; no ejerciendo por tanto control de ningún tipo sobre el funcionamiento de los mercados.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable