Dinero

Los pensionistas se quedan también sin la ‘paguilla’ de 13 euros en febrero

El Gobierno no aplicará la compensación porque el IPC cerrará el año con un alza inferior a las prestaciones

Plan de pensiones.
photo_cameraPlan de pensiones.

Pedro Sánchez no cumplirá su promesa electoral de subir las pensiones con el IPC el 1 de enero. Además, el Gobierno se va a ahorrar también a comienzos de año la compensación a los jubilados porque el IPC cerrará el año con un alza inferior a las prestaciones.

El pasado 7 de octubre, con la maquinaria electoral puesta ya en marcha y tras presentar su programa para los comicios del 10 de noviembre, el presidente en funciones realizó la siguiente promesa: “Les anuncio que este mismo mes de diciembre actualizaremos las pensiones en torno al IPC real”.

Y ese mismo día, en una entrevista que concedió a Antena 3 y al ser preguntado por si subiría las prestaciones incluso estando en funciones, subrayó: “Las subiremos”.

El pasado viernes, en cambio, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, señaló que la realidad es que esa subida no se producirá y que, de hecho, las prestaciones se van a mantener congeladas hasta que se forme un Gobierno.

No habrá compensación por el IPC

Pese a ello, las pensiones se han incrementado un 1,6% en 2019 y la subida del coste de la vida ha sido menor, por lo que el Gobierno de Sánchez ya ha propiciado que los jubilados experimenten este año una ganancia de poder adquisitivo.

Hay que recordar que los precios van a cerrar el año con un encarecimiento medio del 0,7%, según el consenso de la mayoría de analistas. Es decir, los pensionistas van a ganar en 2019 unas nueve décimas de poder adquisitivo.

Efectivamente, el Ejecutivo socialista llevó a cabo una subida muy superior al alza del IPC, aunque en realidad ese incremento fue pactado por el Gobierno de Mariano Rajoy y el PNV a cambio del apoyo de los nacionalistas vascos a las cuentas de 2018.

Una ‘paguilla’ de 13 euros en 2018

Por ello, en diciembre del año pasado, el Gobierno comunicó que había decidido revalorizar las pensiones según la media de la inflación de los últimos doce meses anteriores al final del año, es decir, desde diciembre de 2017 hasta noviembre de 2018.

Pero la iniciativa debía trasladarse a la Ley General de la Seguridad Social, previa aprobación del Congreso de los Diputados tras un Decreto Ley a proposición del Ministerio de Hacienda. Y no se hizo.

Es, precisamente, la fórmula que se utilizó para compensar a los pensionistas por la desviación de la inflación en 2018, cuando las pensiones subieron un 1,6% y la media de doce meses del IPC, entre diciembre de 2017 y noviembre de 2018, se situó en el 1,7%.

Esa décima fue reembolsada a posteriori, en febrero de 2019, cuando los pensionistas recibieron una ‘paguilla’ de unos 13 euros de media, que costó a la Seguridad Social alrededor de 260 millones de euros. Una compensación que este año no recibirán porque han ganado poder adquisitivo.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?