Dinero

Pinchazo del plan para fichar en el trabajo: cinco millones de españoles se quedan fuera

Sindicatos y Gobierno constatan que la mayoría de las compañías que no cuentan con comité de empresa no aplicarán la medida. Creen que los inspectores no darán abasto

Pedro Sánchez y Magdalena Valerio, en el Palacio de la Moncloa.
photo_cameraPedro Sánchez y Magdalena Valerio, en el Palacio de la Moncloa.

Casi tres millones y medio de empresas están obligadas desde el pasado domingo a registrar, o al menos demostrar que trabajan para hacerlo, la jornada laboral diaria de 16 millones de empleados. Sin embargo, los sindicatos y el Gobierno han cuantificado que un tercio de los asalariados se va a quedar fuera del plan.

El registro horario fue aprobado el pasado 8 de marzo, y desde entonces las empresas disponían de dos meses para proceder al cumplimiento de la obligación. El objetivo, según insiste el Gobierno, es acabar con abusos en las horas extra y mejorar la protección de los empleados.

Pero las dificultades surgidas han desbordado las peores previsiones y la sensación de caos se ha instalado en la mayoría de pequeñas y medianas empresas -que suponen el 80% del sistema productivo español-. Muchas no han podido implementar las medidas y temen sufrir un aluvión de sanciones por parte de los inspectores de Trabajo.

El Ministerio ha asegurado a ECD que va a conceder un periodo de gracia en el que no se harán efectivas las sanciones económicas a las empresas que no cumplan con el decreto -de 626 a 6.250 euros, en función del número de trabajadores afectados o del volumen de negocio de la compañía-, siempre y cuando demuestren que las labores para la implantación del registro horario ya se encuentran en marcha.

Ha comenzado el control sobre el registro horario

En cualquier caso, según ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, el Ministerio ha comenzado a controlar si las empresas cumplen con esta nueva legislación sobre el control de la jornada laboral.

El objetivo es confirmar que las horas trabajadas se corresponden con las que están contratadas y evitar así el fraude en el empleo parcial y, de paso, cuantificar el número de horas extras para que sean cobradas y cotizadas.

En el registro debe constar la hora de entrada y de salida del puesto de trabajo de cada empleado de forma diaria. En España, cada semana de 2018 se realizaron una media de 6,45 millones de horas extraordinarias, de las que al menos el 46% no fueron abonadas ni cotizadas en la Seguridad Social (2,96 millones).

No se implantará en compañías sin comité de empresa

El caos desatado en las empresas no es el único contratiempo de la medida. Según fuentes sindicales a las que ha tenido acceso Confidencial Digital, Trabajo y los sindicatos han constatado que las compañías que carecen de comité de empresa no tienen en sus planes, a día de hoy, la implantación de la normativa estrella del Gobierno contra el abuso en las horas extra.

En un primer balance, transcurridos los dos meses para la adaptación de las empresas a la norma, la conclusión de las centrales y el Gobierno es contundente: “Estamos viendo que en las empresas sin representación sindical no se está cumpliendo para nada el registro horario”, explican. Por si esto fuera poco, tampoco detectan movimientos que apunten a que se está trabajando para implantarlo a corto plazo.

“En las compañías pequeñas y medianas, sin comité de empresa, se está optando por obviar el asunto porque ningún trabajador lo pide. Además, no hay miedo a las multas. Confían en que Inspección no va a dar abasto”, aseguran.

La normativa europea 97/74/CE establece que sólo las compañías con más de 1.000 empleados están obligadas a tener comité de empresa. Pero como en España la mayor parte del tejido empresarial está compuesto por pymes, la legislación nacional establece que deberá constituirse un comité de empresa obligatoriamente en todas aquellos centros de trabajo que tengan un censo igual o superior a 50 trabajadores.

Se quedarán sin fichar cinco millones de empleados

Tras reconocer el “pinchazo”, según las fuentes consultadas por ECD, los sindicatos y el Ministerio de Trabajo calculan que, como mínimo, cinco millones de empleados se van a quedar fuera del plan del Gobierno para fichar en el trabajo. Al menos, de momento.

Cuentan con que en España hay casi 17 millones de trabajadores, de los cuales tres millones son autónomos, 5 millones trabajan en empresas donde no se celebran elecciones sindicales y los 9 millones restantes sí tienen comité de empresa en sus compañías.

Sin embargo, dentro de los 9 millones de trabajadores que cuentan con representación sindical se encuentran las grandes compañías del país, donde el sistema para registrar la jornada de los empleados lleva años funcionando.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?